Se especula que las grabaciones empezarán en la primavera del hemisferio norte y el estreno está previsto para mediados de 2022, con la fecha tentativa del 29 de julio.

“Estamos en pre-producción para el próximo y último episodio de Indiana Jones. Y, por supuesto, el propio Indy, Harrison Ford, estará de vuelta para terminar el viaje de este personaje icónico”, afirmó la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, durante una conferencia del grupo Disney.

Con la presencia confirmada del célebre actor de 78 años, la gran diferencia respecto a las anteriores estará detrás de cámara, ya que Steven Spielberg no será de la partida. El talentoso y multipremiado realizador estará abocado exclusivamente a la producción y su lugar detrás de cámara lo ocupará James Mangold, reconocido por su reciente trabajo en Contra lo imposible, y responsable también de Logan y Wolverine, ambos títulos de la escudería Marvel.

Desde que Disney anunció en 2016 la continuación de la saga de Indiana Jones, los contratiempos estuvieron a la orden del día, como si formaran parte de las aventuras del intrépido Indy. El estreno estaba previsto inicialmente para 2019, pero el proyecto acumuló retrasos debido a las divergencias entre los productores, guionistas y Spielberg. Después llegó la pandemia de coronavirus, que arrolló el calendario de las grandes producciones de Hollywood y obligó a una nueva reprogramación que, se estima, sea la vencida.

La temática sobre la que girará la nueva aventura de Indiana es todo un misterio, ya que el guion pasó por las manos de Jonathan KasdanDavid Koepp Dan Fogelman. Según había adelantado Spielberg, la trama continuaría cronológicamente el último título de la saga, Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, ambientada en la década de 1950, por lo que no sería descabellado imaginar a Indy en medio de la revolución hippie del flower power o involucrado en la carrera aeroespacial.

La serie de Indiana Jones es una marca registrada en el cine de aventuras y sus películas se disfrutan a través de generaciones y sobreviven con holgura el implacable paso del tiempo. En 1981, un Harrison Ford ya famoso por su papel de Han Solo en Star Wars, se puso por primera vez en la piel de Indiana Jones en En busca del arca perdida,bajo la dirección de Spielberg, iniciando una dupla imbatible.

Fuente: Infobae