mf
Descargar el Audio

Dijo que hoy se considera fuera del espacio político que encabeza el actual intendente de Asunción al que le cuestionó el haber terminado siendo “el candidato de todos” a la vez que “el candidato de nadie”.


Sobre la gestión municipal sostuvo que el jefe comunal “duerme con el enemigo” al apoyarse en directores que responden a los mismos que hoy intentan desestabilizarlo y mencionó a los concejales Carlos Arregui y Pepa Kostianovsky.

Contó que se acercó por primera vez a Ferreiro en 2010 porque Lugo lo quería como candidato a intendente y  otra vez en 2013 por que el exobispo lo quería como aspirante a la presidencia.

Reveló que cuando Ferreiro aceptó ser candidato, Sixto Pereira, Hugo Richer y Esperanza Martínez “entraron en pánico” y por miedo a perder su cuota de poder comenzaron una disputa interna que terminó dividiendo a la izquierda.

Dijo que tras las urnas delivery que atomizaron el PLRA (2012) muchos liberales se acercaron a él para decirle que si Lugo elegía a Mario Ferreiro como su sucesor estaban listos para apoyarlo.

Soares volvió a cargar contra Adolfo Ferreiro al que hace una semana trató de “accionista privilegiado” de la municipalidad.

“Adolfo se atribuye el papel de gran hermano y se caga en todas las formas republicanas y liberales”.

Lo acusó (y acá también “ligó” López Perito) de mantener una política “errática” en el parlamento que impidió la consolidación de equipos políticos.

“Yo pelee porque Mario sea candidato y la campaña la dirigió Adolfo” enfatizó.

Por último, confesó que fe él quien primero propuso a un grupo de senadores opositores presentar un proyecto de enmienda con el objetivo de rechazarlo para enterrar el “rekutú”.