2
Descargar el Audio

El representante de la Cámara Paraguaya del Gas es uno de los blancos preferido del ministro, que no dejó pasar la oportunidad de referirse a él tras el revés del gremio en los tribunales en el caso de la propiedad de las garráfas.


“Él acuñó la frase más estúpida que yo escuché en los últimos años en Paraguay: que las garrafas son de ellos. Ganaron más de 30 millones de dólares vendiéndole garrafas a la gente y disputaron en la Corte Suprema de Justicia y perdieron. Las garrafas son de la gente” diparó Leite.