Tras las motos y cuatriciclos, los autos eran los siguientes en parar el cronómetro. Así, el mayor ganador del certamen se afianzó en otra etapa recortada, pero con la sigilosa persecución de su paisano y compañero de equipo, Sebastien Loeb y la del español Nani Roma.


"Monsieur Dakar" se asegura la etapa y la general.

La etapa sin escala a zona de asistencia y la anulación de paso por waypoints no daba lugar a errores. Ricky Brabec y Sergey Karyakin eran los primeros en cantar victoria y Monsieur Dakar no podía ausentarse al festejo. Logró ganar la especial de 161 kilómetros al cabo de 1 hora 54 minutos y 8 segundos.

Detrás quedaron el gran monarca del WRC a 48 segundos y el sudafricano Giniel De Villiers a 3 minutos 33 segundos. Mikko Hirvonen parece haber recuperado motivación y se ubicó a 5 minutos 3 segundos; los dedos de la mano terminan con Nani Roma a 5 minutos 32 segundos.

En UTV’s, Maganov Ravil se quedó con la etapa seguido de los chinos Li Dongsheng y Mao Ruijin, todos con Polaris. Los camiones trajeron consigo el acecho del coyote. A un cómodo ganador Dmitry Sotnikov y el segundo Ton Van Genugten, los persiguió el argentino Federico Villagra.

La etapa de hoy contempla el regreso a Argentina desde Uyuni a Salta