Un recorte más al recorrido no sirve de excusa para bajar el ritmo. Si bien la situación no se decidirá hasta dentro de unas horas, la primera parte de la carrera pone en jaque a los líderes cuyos tiempos en los waypoints reflejan cierta merma en el desempeño.


Loeb busca alcanzar el liderazgo de la general.

Motos: séptimo aunque fuera de peligro. El cabeza de la clasificación en 2 ruedas y as de KTM ante la baja de Toby Price, el británico Sam Sunderland, llegó al punto de control 1 a 3 minutos y 54 segundos del español Joan Barreda Bort (1 hora 55 minutos 45 segundos), a quien no le pesó demasiado la sanción de una hora tras el repostaje ilegal.

Quads: Karyakin a casi 5 minutos de la punta, el ruso no ha tenido un buen arranque y es ahí donde uno de los predilectos de Sudamérica, el chileno Ignacio Casale, ha sacado provecho y con 2 horas 19 minutos y 3 segundos ha completado la primera mitad de carrera al frente. El paraguayo Nelson Sanabria se encuentra séptimo en la etapa

Autos: fratricidio sin órdenes de equipo de por medio. Stéphane Peterhansel quedó a 3 minutos 47 de su compañero Sebastien Loeb quien completó la mitad de la etapa con 1 hora 42 minutos y 19 segundos. En medio del “sándwich” se encuentra otro compañero de equipo de ambos, Cyril Despres.

Camiones: coyote en el desierto. El argentino Federico Villagra no defrauda a su público y persigue sin tregua -en la general- al ruso Dmitry Sotnikov. En la etapa terminaron segundo y cuarto respectivamente; por la neutralización, los camiones terminarán la etapa en el Waypoint 4 (Punto de control 1).

UTV’s: Torres con cautela; Dongsheng, con prisa. La nueva categoría tiene a solo cinco tripulaciones con vehículos Polaris y en ella el brasileño Leandro Torres está a la cabeza, aunque en la etapa 8 no ha tenido un buen inicio, paulatinamente fue recuperándose para llegar al segundo lugar detrás del chino Li Dongsheng, a quien vence en la general con 2 horas de diferencia.