Para Marc Coma no hay excusas; con media etapa del viernes y toda la del sábado canceladas, el director deportivo de la competencia se ratifica en que la segunda semana se llenará de situaciones inmisericordes durante la estadía en suelo boliviano hasta su vuelta a la Argentina. Las ideas están claras y las inclemencias del tiempo no coartarán los planes de endurecer el resto del rally.


La noche en Oruro fue la más complicada aún sin correr.

Coma lamentó el haber tenido que anular la etapa del sábado pues “duele renunciar a algo en lo que tanto se ha trabajado, pero no se tiene control del clima”. Asimismo recibió varias críticas de algunos pilotos por la dureza del trazado o la implementación del nuevo sistema de Waypoint Control al ser calificado como peligroso.

Los pilotos no se callan y algunas opiniones incluyen la del plusmarquista del Rally Dakar. Por un lado, Stéphane Peterhansel  no está contento con el libro de ruta para este año y desde la etapa en Paraguay ha encontrado problemas. Tras esto, reduce la lista de posibles ganadores de ocho a cuatro, incluyéndose desde luego, siendo los otros tres Nani Roma, Cyril Despres y Sebastien Loeb.

Orlando Terranova, de Mini, también manifestó sus inconvenientes con la navegación y asegura que la Amaury Sport Organisation debe tomar medidas para igualar el rendimiento con los Peugeot. Reconoce que han cometido errores que en consecuencia lo relegaron a la séptima posición con una hora y cuatro minutos detrás de Peterhansel.

Un más pesimista Mikko Hirvonen va directo al grano al decir que no cree ser capaz de ganar la competencia sin que los otros pilotos tengan problemas, considerando que figuras como Sainz o Al-Attiyah cayeron en la primera semana. Su ritmo se vio opacado por un problema de navegación que lo dejó a varios kilómetros de la ruta correcta.

La altura, los cambios bruscos de temperatura  y el estado de los caminos serán los determinantes de ahora en más para la conclusión del Rally Dakar que tendrá lugar en Buenos Aires, Argentina, el 14 de enero.