De tan sólo imaginar que el descanso en Bolivia fue a 3.700 metros sobre el nivel del mar, a más de uno se le hará un nudo en la garganta, y literalmente sería peor. La disputa en los próximos días llegará a una cota máxima de 4.500 metros y una forma de explicar la situación la tiene la firma de energizantes Red Bull.


El resultado es ciertamente predecible como perturbador.

¿Práctico, breve y conciso? Una bolsa de papas fritas, de las mismas que uno se compra en cualquier negocio ¿Y cómo? La bolsa de papas fritas tiene aire en su interior por motivos de conservación, con el paso del recorrido, la presión externa disminuye en tanto que aumenta la interna para que al fin explote tras casi 3.750 metros.

El entrenamiento de los pilotos antes estas condiciones obliga una adaptación a estas circunstancias. Ya sea pasando tiempo en cámaras hipóxicas o lugares con condiciones similares, la aclimatación es la solución a los inconvenientes que pudieran surgir tratando de resistir las condiciones.