Rally Dakar 2017: Albert Llovera y el entrenamiento final.

El piloto andorrano parapléjico participará en la categoría de camiones y tendrá consigo a un equipo de doce personas. Llovera explicó a Marca que se encuentra con muy buena forma tanto mental como físicamente para encarar el rally más duro del mundo. Para ello, ha concluido un último entrenamiento en Grandvalira, una estación de Ski del principado de Andorra.

El año anterior, las etapas en Bolivia fueron exigentes para el atleta, debido a ello tuvo problemas físicos e incluso anemia. No obstante, se muestra optimista y afirma que “siempre es un reto volver al Dakar y acabar una de las pruebas más duras y completas del mundo de los rallyes”.

Llovera lleva entrenando prácticamente un año con sesiones cuyas altitudes superan los 2.000 metros que complementaron al desierto de Marruecos. “Estos últimos -entrenamientos- los he hecho con el objetivo de encarar con las mejores condiciones las etapas de Bolivia que son las más duras físicamente, puesto que llegan a más de 4.000 metros de altura”

Ningún Comentario

Deja un comentario