ONGs piden proteger a niños latinoamericanos de “agresivas” tabacaleras

Organizaciones no gubernamentales pidieron hoy a los Gobiernos latinoamericanos que prohíban totalmente la publicidad del tabaco y la exhibición de sus productos en puntos de venta junto a dulces y juguetes como única manera de “proteger” a los niños de las “tácticas” de la industria tabacalera.

ONGs piden proteger a niños latinoamericanos de “agresivas” tabacaleras

La petición está contenida en un informe publicado hoy para “denunciar las agresivas estrategias adoptadas por la industria tabacalera para atraer a los niños, niñas y adolescentes al consumo de tabaco” en América Latina.

El informe fue realizado por organizaciones de la sociedad civil de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, las cuales analizaron los puntos de venta de tabaco de esos países y recopilaron datos sobre la iniciación en el consumo del tabaco en América Latina y cómo influye la publicidad.

“Solamente la prohibición completa de publicidad puede proteger a los niños y prevenir que la industria tabacalera utilice al punto de venta como espacio estratégico para desarrollar sus campañas de marketing en el futuro”, agrega el texto al que tuvo acceso Efe.

En América Latina más de 370.000 personas mueren al año debido a enfermedades causadas por el consumo de tabaco y más del 80 % de los fumadores actuales comenzó a fumar antes de los 18 años, señalan los autores del informe “Reporte Niños en la mira de la industria tabacalera”.

Con el estudio se trata de rebatir las afirmaciones de la industria tabacalera de que no utiliza los puntos de venta de tabaco, que en América Latina van desde quioscos a supermercados pasando por panaderías, bares y otros, para atraer a los jóvenes y que no diseña campañas que apunten a este segmento.

Según las ONGs autoras del estudio, hay tácticas que delatan a las compañías productoras, como la ubicación de los cigarrillos cerca de los dulces y productos para niños y a la altura de la vista de los menores.

“El punto de venta es un espacio central y extremadamente eficaz para que los niños consideren a los cigarrillos como productos familiares e inofensivos”, motivo por el que la industria tabacalera “invierte millones de dólares en publicitar y en exhibir sus productos en dichos espacios, junto a dulces y juguetes”, agregan.

De los 14 países analizados solo Panamá y Uruguay han establecido restricciones completas a la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, con prohibición expresa de la exhibición de los productos en los puntos de venta.

El otro extremo es Paraguay, que no tiene legislación al respecto, mientras que en los restantes 12 países hay restricciones parciales de variado tenor.

Según el estudio, la industria tabacalera aprovecha al máximo los vacíos legales, hace una interpretación laxa de las leyes o directamente viola las normas en los puntos de venta de aquellos países que tienen restricciones significativas.

El informe incluye al final un análisis realizado por la especialista en marketing y merchandising brasileña Regina Blessa, presidenta del Instituto de Estudios de la Venta al por Menor, quien defiende que “las tácticas de exhibición en el punto de venta deben ser reconocidas como publicidad”.

Blessa menciona que “el índice de decisión de compra dentro de los puntos de venta” de América Latina es el mayor del mundo, pues se “ubica entre el 75 % y el 85 %”, lo que significa que “la mayoría de las compras se decide en el momento, al ver el producto”.

De ahí, la importancia de evitar que haya publicidad o exhibición de tabaco en esos puntos.

Yul Francisco Dorado Mazorra, director de la ONG Corporate Accountability International para América Latina, indicó a Efe que “es urgente” que los gobiernos “hagan efectivas las recomendaciones” del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud relativas a la publicidad y promoción de cigarrillo en los puntos de venta.

Hay que “acabar con este canal de comunicación que tiene la industria tabacalera para iniciar en el consumo a niños y niñas desde los 12 años de edad”, dijo.

Además de Corporate Accountability International han participado en la elaboración del informe las secciones de Argentina y México de la Fundación Interamericana del Corazón, la Alianza de Control del Tabaquismo de Brasil y el Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo de Uruguay, entre otras organizaciones. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario