Ventas de comerciantes brasileños cayeron por octavo mes consecutivo

Las ventas de los comerciantes minoristas bajaron en volumen un 0,5 % en septiembre con respecto a agosto, con lo que completaron ocho meses consecutivos de caída en la comparación con el mes anterior, informó hoy el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Ventas de comerciantes brasileños cayeron por octavo mes consecutivo

La caída de las ventas del comercio en septiembre en comparación con el mismo mes del año pasado fue del 6,2 %, su peor resultado desde 2000, en tanto que la bajada acumulada en los nueve primeros meses del año frente al mismo período del 2014 se ubicó en el 3,3 %.

Las cifras divulgadas por el organismo estatal indican que el sector comercial sufrirá este año su peor resultado en mucho tiempo y que el consumo de los brasileños, que en los últimos años fue la principal locomotora de la economía nacional, está cayendo profundamente.

El consumo se ha resentido por la inflación, que este año según los economistas puede llegar al 9,99 %, su mayor nivel en los últimos 13 años, y por las elevadas tasas de intereses, que el Gobierno ha subido a sus máximos en una década en un intento por frenar la escalada de precios.

Los brasileños también ha reducido las compras ante el aumento del desempleo y la reducción de la renta provocadas por la recesión que enfrenta Brasil, cuya economía, según las últimas proyecciones de los analistas, puede registrar en 2015 una contracción del 3,10 % y en 2016 del 1,90 %.

“Las ocho tasas mensuales de consecutivas de caída de las ventas han acumulado una contracción del 6,8 %. Se trata tal vez de la mayor reducción de las ventas acumulada en el período en Brasil. Es también la mayor secuencia de tasas negativas para el comercio desde 2000”, admitió la economista Isabella Nunes, coordinadora del Instituto para los estudios sobre el comercio.

De acuerdo con el organismo, los ocho sectores comerciales analizados registraron reducción de las ventas en septiembre en comparación con el mismo mes del año pasado.

Los sectores que más pesaron negativamente en el resultado fueron los de muebles y electrodomésticos, cuyas ventas se redujeron un 17,9 % frente a septiembre del año pasado, supermercados y alimentos (2,2 %); combustibles y lubrificantes (8,7 %) y textiles, confecciones y calzados (12,9 %).

“El comportamiento negativo en la venta de muebles y electrodomésticos es consecuencia de factores como la restricción a los créditos, principalmente por el aumento de las tasas de intereses para préstamos a consumidores, así la reducción de la renta de los trabajadores”, según el comunicado divulgado por el Instituto.

La caída de las ventas de alimentos fue atribuida tanto a la caída de la renta de los brasileños como al fuerte aumento de sus precios, de cerca del 10 % en los últimos doce meses.

El organismo informó de que, teniendo en cuenta también los automóviles y la construcción, las ventas de los comerciantes cayeron un 11,5 % en septiembre frente al mismo mes del año pasado.

Ello debido a que las ventas de vehículos, motocicletas y piezas de repuestos se redujeron en volumen un 21,8 % en septiembre y un 16,1 % en el acumulado de los primeros nueve meses del año.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario