La variedad del cine de ficción y documental de Brasil llega a Madrid

Catorce películas componen Novocine 2015, la novena edición de la Muestra de cine brasileño que se celebrará en Madrid desde mañana y hasta el 22 de noviembre y que demostrará la variedad de una cinematografía que ya no solo se produce en Río de Janeiro y Sao Paulo.

Así, el nordeste de Brasil estará muy representado ya que Pernambuco se ha convertido en un importante polo de producción, según explicó a Efe el embajador brasileño en España, Antonio Simoes.

Un certamen “que ya ha entrado en el calendario cultural de la ciudad y que es ahora mucho más grande. Antes venían siete películas y este año llegamos a 14”, con historias de personas, filmes históricos o comedias, todo tipo de estilos, agregó.

Y junto a la ficción, una parte más sociológica a través del ciclo documental, en el que se homenajeará a Eduardo Coutinho, uno de los principales representantes del documental brasileño y que falleció en 2014 a los 80 años.

Coutinho “trabajó mucho en el concepto de historia viva, la idea de contar la historia a partir de la vida de las personas”, o más bien, de lo que la gente cuenta de sí misma, que a veces no se sabe muy bien si es realidad o sus recuerdos de lo que pasó.

El ciclo incluye la proyección de “Ultimas conversas”, pieza póstuma de Coutinho, o “Cabra marcado para morrer” (1985), una de sus obras más emblemáticas, que empezó a realizar en 1964 pero que tuvo que interrumpir por el golpe de Estado y la posterior dictadura (1964-1985), hasta que pudo retomarlo en 1979.

La Sociedad General de Autores de España (SGAE), la Fundación Cultural Hispano Brasileña, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la embajada de Brasil son los organizadores de una muestra que comenzará mañana con la proyección de “A estrada 47”, un drama bélico de Vicente Fernández.

“Es fundamental promover el espacio de la diversidad cultural”, señaló el embajador, que quiere promover una iniciativa similar para dar a conocer en Brasil el cine español, más allá de Pedro Almodóvar.

De los 120 filmes que se realizan en Brasil cada año, apenas uno o dos llegan a España y de los 200 españoles, únicamente tres o cuatro se estrenan en salas brasileñas.

“Tenemos que dejar un espacio a la diversidad cultural de Brasil y Latinoamérica” porque “Iberoamérica es enorme en términos de mercados cultural para el cine”, agregó Simoes.

Entre los invitados a los seminarios paralelos a las proyecciones, figuran las realizadoras Mini Kerti y Cris D’Amato, el director Fellipe Barbosa o la productora Mariana Jacob.

Jacob presentará “Prometo um dia deixar essa cidade”, segundo largometraje de Daniel Aragao, uno de los exponentes del nuevo cine que se está realizando en Recife.

Es un cine con lenguaje propio y regional pero también universal, fruto de una apertura de las posibilidades de financiación y de que en Brasil hay mucha gente que tiene muchas cosas que contar y no solo en Río o Sao Paulo, también en Recife o Fortaleza, explicó Jacob a Efe.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario