La contaminación se dispara en Delhi a niveles récord por Diwali

La contaminación en la capital de la India se disparó durante la pasada noche hasta niveles más de 20 veces superiores a lo considerado perjudicial para la salud, según la Oficina Central de Control de la Contaminación (CPCB, en inglés).

Medios locales refieren hoy como la CPCB midió en 2.308 el volumen de partículas PM10 por metro cúbico a las 11.00, hora local, en la estación de Anand Vihar (este), más de 20 veces por encima de los 100 que la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa como referencia entre lo tolerable y lo perjudicial.

Las PM10 y las PM2,5 son partículas con un tamaño inferior a 10 y 2,5 micrones de diámetro, respectivamente, que flotan en el aire provenientes del polvo, de gases, la combustión de objetos orgánicos e inorgánicos y sobre todo de vehículos.

Para la OMS, a partir de 100 se empieza a afectar a grupos de riesgo; de 150 en adelante es dañino para la población en general y más de 200 es muy dañino. Organismos dedicados a la medición de la calidad del aire señalan que entre 300 y 500 es “tóxico”.

Los altos registros se repitieron en otras zonas de la ciudad en momentos en que toda la ciudad era un caldero de petardos, que comenzaron a estallar de manera masiva a partir de las 20.00, hora local, con un incremento gradual de la contaminación que se mantuvo hasta las primeras horas de la madrugada.

De acuerdo con el registro de la CPCB, en el sur, a las 21.00 el nivel de PM10 llegó a 1.333 y el de PM2,5 a 941,17, mientras que en el oeste registró 1.074,83 (PM10) a la 1.00.

Los niveles de contaminación se han mantenido durante las últimas 24 horas por encima de 500 PM10, cinco veces superiores a lo recomendado para la salud.

Según los datos de la CPCB, en el sur de la ciudad la media de contaminación durante las últimas 24 horas fue de 550,25 PM10 y 360,68 PM2,5, mientras que en el oeste fue de 510,6 PM10 y 317,35 PM2,5.

A pesar de los registros, la contaminación este año ha sido inferior a la de años precedentes, después de semanas de advertencias de las autoridades a la población para que lanzaran petardos y tracas de manera controlada.

Diwali, el festival de las luces, genera cada año un aumento de los ya de por sí altos niveles de contaminación que tiene la ciudad de Delhi, considerada según un informe de 2014 de la OMS como la capital de país con mayor polución en el aire del planeta.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario