Años de “brutal represión” fragmentó totalmente la oposición siria

La “brutal represión” que durante más de 50 años ha ejercido el régimen sirio provocó “la fragmentación total” de la oposición, dijo hoy Mohamed Barmou, miembro de la dirección de la Asamblea Nacional Siria (ANS), en Madrid.

“En Siria hay una ‘desertización’ política fruto de la brutal represión de los Al Bachar, padre e hijo, cuya violencia empujó al pueblo a defenderse mediante la revolución”, explicó Barmou en la presentación oficial de la ANS, un ente sociopolítico que pretende constituir el núcleo de una coalición general siria.

En ese contexto, es “natural” la división de la oposición, pero “trabajamos para lograr una visión común de lo que nos une a todos: la tragedia del pueblo sirio”, añadió en una rueda de prensa junto a otros dirigentes de la ANS, como el general y antiguo astronauta Mohamad Fares, miembro del Ejército Sirio Libre (ELS), o Mesgin Josef, presidenta del Consejo superior yazidí.

La ANS, que cuenta con el apoyo de la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, surge del llamado Grupo de Córdoba y en los últimos tres años ha trabajado con las minorías para construir un futuro en el que quepan todos los sirios.

En este tiempo, ha mantenido reuniones con otros grupos políticos y con representantes de los kurdos, los turcomanos, los yazidíes, los siriacos, los drusos, así como con empresarios, activistas y miembros de la sociedad civil, con más de 850 participantes, de los cuales finalmente 270 conforman la ANS.

“Hemos trabajado como un médico que diagnostica una enfermedad, escuchando al pueblo”, declaró Barmou, que citó los tres objetivos fundamentales de la ANS: determinar la identidad siria, el régimen democrático y el nuevo orden constitucional.

“Yo soy siria, kurda, yazidí y mujer, y me siento representada”, aseguró Josef, quien destacó que el régimen de Al Asad quiso hacer creer a las minorías que era “su defensor”, cuando en realidad “sólo las estaba manipulando”.

Jamal Karsli, exdiputado del Parlamento alemán, insistió en que la ANS “no compite con otros grupos, sino que trabaja en la misma línea para incluir a todos en el futuro”.

La salida del presidente Bachar al Asad, que no debe tener un papel en la transición, es inevitable “porque el régimen solo acepta una forma de gobernar” y “nuestro deber es que no continúe”, manifestó Riad Drar, miembro de la ANS y antiguo imam que pasó cinco años en las cárceles sirias.

Sobre la entrada de Rusia en el conflicto, Fares se mostró categórico, al considerarla una “agresión al pueblo sirio”, aunque matizó que “si se detiene, podemos hablar con ellos”.

El objetivo final es “acabar con el conflicto”, que según el exsecretario general de la CNFROS Naser Hariri, presente entre el público, se ha cobrado ya 500.000 muertos y ha causado 14 millones de desplazados, entre los internos y externos.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario