Corte Suprema argentina ordena desvelar cláusulas de acuerdo YPF y Chevron

La Corte Suprema de Justicia de Argentina ordenó hoy que se hagan públicas las cláusulas del acuerdo firmado por la petrolera YPF, controlada por el Estado argentino, y la estadounidense Chevron para la explotación de hidrocarburos no convencionales en la formación de Vaca Muerta (suroeste del país).

En el fallo, difundido por el Centro de Información Judicial, el máximo tribunal señala que “las imprecisas y genéricas afirmaciones que formuló YPF SA en la causa no eran suficientes para tener por probado que la divulgación del contenido del acuerdo pudiese comprometer secretos industriales, técnicos y científicos”.

La Corte hizo lugar a la demanda iniciada por el senador socialista Héctor Rubén Giustiniani, después de que YPF se negara a brindarle información sobre el acuerdo rubricado entre ambas petroleras en 2013, en especial la relacionada con la calidad ambiental y las actividades que desarrollarán.

Los magistrados señalaron que la libertad de información es “un derecho humano fundamental” que contempla la protección del “acceso a la información bajo el control del Estado”, con el objetivo de asegurar que toda persona pueda conocer la manera en que sus gobernantes y funcionarios públicos se desempeñan.

El máximo tribunal argentino destacó que el Ejecutivo presidido por Cristina Fernández controla YPF y, por lo tanto, “debe permitir a cualquier persona el acceso a información relacionada con sus actividades”.

“YPF no puede ampararse en normas destinadas a la búsqueda de eficiencia económica y operativa para evadir la obligación de garantizar y respetar el derecho de acceso a la información”, sostiene el fallo, que subraya que ese “derecho corresponde a cualquier persona para ejercer el control democrático de las gestiones estatales”.

La sentencia lleva la firma de Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, mientras que Elena Highton de Nolasco emitió un voto en disidencia.

El caso llegó a la Corte Suprema después de que la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal le negara a Giustiniani el acceso al texto completo al determinar que” la divulgación de ese contenido podría comprometer secretos industriales, técnicos y científicos”.

Giustiniani cuestionó que la explotación petrolera se realice “sin ningún tipo de evaluación de impacto ambiental” y recordó que Chevron “fue condenada por la justicia de Ecuador a pagar 19.000 millones de dólares por la contaminación ambiental que originó en la Amazonia”.

Además, el senador socialista denunció la supuesta existencia de cláusulas secretas en el contrato, entre ellas un hipotético compromiso con Chevron para concederle “regalías del 50 por ciento de los pozos hasta que termine la concesión”, aunque se retire con anterioridad.

YPF y Chevron firmaron a mitad de 2013 un acuerdo para la explotación de petróleo no convencional en dos áreas de la gigantesca formación de Vaca Muerta, situadas en la provincia argentina de Neuquén, más de mil kilómetros al oeste de Buenos Aires.

El convenio supuso una inversión de 1.240 millones de dólares en una primera etapa piloto y 1.600 millones para la segunda fase, actualmente en marcha.

El cronograma prevé un desembolso total de unos 16.000 millones de dólares para la explotación del 3 % de la superficie del yacimiento.

YPF está bajo control del Estado argentino desde mayo de 2012, después de que el Parlamento aprobara una ley para expropiar el 51 por ciento de las acciones a la española Repsol.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario