Morales concluye visita a Irlanda comprometido en reforzar lazos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, concluyó hoy una histórica visita de dos días a Irlanda, la primera de un jefe de Estado latinoamericano a este país, con el compromiso de reforzar los lazos políticos y comerciales con Europa.

Su estancia en la isla fue parte de una gira que también le ha llevado durante la pasada semana a Alemania, Italia y Francia.

Morales abandonó hoy Dublín con destino de nuevo a Francia, donde pondrá punto final mañana a su periplo europeo con una reunión con su homólogo galo, François Hollande, y con una intervención ante el pleno de la Conferencia General de la Unesco.

El presidente boliviano se despidió de la capital irlandesa recibiendo el calor de una veintena de compatriotas que se acercaron hasta el hotel donde estaba alojado para saludar, fotografiarse con él y obsequiarlo con diferentes regalos, entre ellos una camiseta de fútbol con los colores de Dublín, deporte al que es muy aficionado.

A pesar de la lluvia, el viento y el mal tiempo en general, del que Morales dijo, en broma, estar ya “un poco cansado”, se le vio muy sonriente y cómodo durante ese breve encuentro y, a su vez, entregó a los presentes una copia de su libro autobiográfico “Mi vida, de Orinoca al Palacio Quemado”.

También posó con un ejemplar de “El Libro del Mar”, que recoge toda la argumentación histórica y jurídica en la que Bolivia basa su reclamación a Chile de un acceso soberano al océano Pacífico, un texto que, además, será de enseñanza obligatoria en las escuelas de ese país.

El encargado de valorar hoy esta visita fue el ministro boliviano de Asuntos Exteriores, David Choquehuanca, quien destacó los esfuerzos efectuados por su presidente para construir “una hermandad” con Europa y el resto del mundo con la que abordar más eficazmente los principales problemas que afectan a la humanidad.

“Queremos construir una hermandad a nivel continental y a nivel mundial y en este marco se organizó este viaje, para fortalecer los lazos de amistad, de cooperación, para conocernos”, explicó a Efe Choquehuanca.

Choquehuanca también hizo referencia al controvertido caso del irlandés Michael Dwyer, que falleció en 2009 en Bolivia durante un operativo policial contra una supuesta banda terrorista.

Este es uno de los asuntos que más ha atraído la atención de los medios irlandeses desde la llegada ayer a Dublín de Morales y fue analizado por la delegación boliviana con el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Charlie Flanagan.

“Nosotros lamentamos mucho que puedan suceder estos hechos. Somos los más interesados en que se pueda esclarecer estos hechos”, indicó a Efe Choquehuanca en referencia a la muerte de Dwyer, cuya madre lleva años pidiendo una investigación internacional independiente.

En 2004, Caroline Dwyer ya se entrevistó con representantes del Gobierno de La Paz para denunciar lo que ella asegura que fue una “ejecución extrajudicial”.

Morales también fue recibido el sábado por el presidente irlandés, el veterano dirigente laborista Michael D. Higgins, en su residencia oficial para mantener un encuentro de carácter privado.

Un portavoz oficial irlandés indicó que Higgins, cuyo cargo es principalmente representativo, “disfrutó” de una hora de conversación con un “icono” de la lucha por los derechos de los indígenas en Latinoamérica.

Ambos presidentes, prosiguió la fuente, coincidieron en la necesidad de crear “nuevos modelos de desarrollo” que respeten el “medioambiente y la diversidad”.

Asimismo, Higgins -poeta, académico y gran amante de la cultura española y de Latinoamérica, donde ha viajado en varias ocasiones- alabó la inclusión en 2008 en la nueva Constitución boliviana de 36 lenguas nativas, lo que representa, dijo el portavoz, un ejemplo de diversidad y tolerancia para otros países.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario