El dólar suma protagonismo en el tramo final de la campaña en Argentina

Qué hacer con el complejo mercado cambiario en Argentina y cuál debe ser el precio del dólar se han convertido en temas centrales del tramo final de la campaña para la segunda vuelta presidencial, que se celebrará dentro de dos semanas.

Los dos candidatos en pugna, el oficialista Daniel Scioli y el conservador Mauricio Macri, tienen ideas diferentes sobre el espinoso asunto, pero algo en común: la convicción de que las cosas en materia cambiaria no pueden permanecer tal cómo están.

“Lo que nosotros debemos lograr es un único tipo de cambio que genere nuevamente la confianza y la expectativa para que el productor se ponga a invertir, a producir, a generar trabajo y a exportar”, dijo hoy Macri en declaraciones al diario El Tribuno, de la norteña provincia de Salta.

El candidato del frente conservador Cambiemos ya ha prometido que, si asume el Ejecutivo el 10 de diciembre, terminará con el denominado “cepo cambiario”, un conjunto de restricciones para el acceso a moneda extranjera impuesto a finales de 2011 por el Gobierno de Cristina Fernández para intentar contener la fuga de divisas.

El “cepo” no solo incluye trabas para que los importadores consigan dólares para pagar sus operaciones o para que las empresas extrajeras giren dividendos, sino que afecta también a los inversores individuales, que solo pueden comprar moneda extranjera si logran una autorización del Fisco.

Esto ha derivado en un florecimiento del mercado ilegal de cambios y una creciente brecha entre el precio oficial y el que se paga en las denominadas “cuevas” de la plaza informal.

Así, quienes logran el permiso del Fisco pueden comprar dólares en bancos y casas de cambio a 9,58 pesos por unidad, frente a los 15,40 pesos de la cotización informal.

Según sostuvo hoy Macri, la economía real ya se maneja con los valores del denominado “dólar blue” (informal) y no con el que sostiene el Banco Central a fuerza de intervenciones cotidianas en la plaza oficial.

“Los costos ya están en el dólar de 16 pesos. Andá a ver cuánto valen las cosas. Los productos tienen el equilibrio del dólar de 16 pesos”, dijo el actual alcalde de Buenos Aires, quien dijo que espera que el dólar se mantenga “por debajo de los 16 pesos” en caso de acceder a la Presidencia.

Este valor difiere con el que Scioli, del gobernante Frente para la Victoria, promete en caso de llegar a la Casa Rosada.

Este sábado, el postulante por el oficialismo y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires dijo que la cotización oficial del dólar estará por “abajo de los 10 pesos en enero, sin ningún problema”.

Economistas cercanos a Scioli se han mostrado favorables a una flexibilización gradual de las restricciones cambiarias, pero no a una apertura brusca del cepo pues, alegan, eso produciría una devaluación súbita del peso.

“Si proponés una devaluación del 50 %, la nafta, la leche, el pan van a aumentar un 50 %”, advirtió hoy Silvina Batakis, ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires y que Scioli propuso para llevar las riendas económicas de Argentina en caso de ganar la segunda vuelta, el próximo 22 de noviembre.

En declaraciones a la emisora Nacional Rock, Batakis aseguró que, al contrario de lo que sostiene Macri, “muchos contratos están firmados con base en la cotización oficial”.

El alcance de la depreciación que podría sufrir la moneda argentina dependerá, entre otros factores, del nivel de reservas del Banco Central, que viene en caída y este viernes cerró en 26.700 millones de dólares.

En este sentido, Scioli dijo este sábado que, de ganar los comicios, para marzo próximo el nivel de reservas se incrementará en 20.000 millones de dólares, ya que planea sellar acuerdos monetarios “con China y con Brasil”.

Para Miguel Bein, asesor de Scioli en materia económica, “no alcanzan los dólares que la Argentina genera a través de sus exportaciones de bienes y servicios para abastecer una corriente de importaciones suficientes para que el consumo crezca”.

Por eso, según dijo hoy el economista en declaraciones al diario La Nación, el próximo gobierno “en los primeros tiempos va a mantener el control de capitales”.

En ese sentido, Scioli apuesta a generar confianza para incentivar la inversión extranjera y la repatriación de capitales, como paso previo a abrir en forma gradual el cepo.

Para la oposición, los pasos a dar son a la inversa: terminar primero con las restricciones cambiarias para que entren las divisas.

“Lo que nosotros planteamos es abrir el cepo para recibir los dólares que tendrían que haber venido y que no vinieron por esta medida”, dijo hoy a La Nación Alfonso Prat-Gay, expresidente del Banco Central y uno de los referentes del equipo económico de Macri.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario