Drones: un problema para las prisiones de Estados Unidos

Como si ya no tuvieran suficientes preocupaciones, ahora los guardias de las prisiones deben vigilar que no ingresen máquinas voladoras de control remoto que puedan traer armas o drogas.

El problema de que los drones puedan afectar la seguridad de las prisiones –el último incidente ocurrió hace algunos días– es tan serio que la Oficina Federal de Prisiones (BOP por sus siglas en inglés), ha pedido ayuda a los proveedores para desarrollar alguna solución.

Un pedido adicional de información (RFI) publicado el miércoles dice que “recientes avances en vehículos aéreos no tripulados (UAV), representan una nueva amenaza para la misión de la BOP”.

Añaden que “un aparato pequeño que pese menos de una libra, puede enviar imágenes y medidas de seguridad a terceros y pueden hasta cargar 20 o más libras de contrabando. Estos dispositivos representan un verdadero desafío para el personal de BOP”.

La Oficina afirma que necesita un sistema que sea capaz de “detectar, monitorear, intervenir y neutralizar estos sistemas no tripulados”.

Un dron es todo aquel vehiculo no tripulado y piloteado por control remoto.

Un dron es todo aquel vehiculo no tripulado y piloteado por control remoto.

Con un número cada vez mayor de compañías que están desarrollando una serie de tecnologías “anti-drone”, existe la posibilidad de que el sistema de prisiones estadounidenses encuentre un sistema efectivo pronto a pesar de que los costos seguramente serán altos para ser instalados en todas las prisiones del país.

En los últimos dos meses hemos visto que hay por lo menos cuatro proyectos diferentes para interceptar drones. DroneDefender por ejemplo, utiliza pulsos de radio para inhabilitar  UAV´s en un radio de 400 metros, mientras que Falcon Shield utiliza una red de vigilancia de cámaras y radares capaces de detectar, monitorear e interceptar un drone que vuele en áreas restringidas. Esta tecnología ha despertado el interés de la Oficina Federal de Aviación, ya que han aumentado los casos de presencia de drones cerca a los aeropuertos.

El otro problema es cómo lidiar con la cantidad de drones que se venden, ya que esta ha incrementado de manera sustancial y aumentará muchísimo más en las épocas navideñas, durante la cual, la industria espera vender millones de dólares.

Con un número cada vez mayor de compañías que están desarrollando una serie de tecnologías “anti-drone”

Con un número cada vez mayor de compañías que están desarrollando una serie de tecnologías “anti-drone”

Ningún Comentario

Deja un comentario