Pullmantur consolida mercado en el Caribe con el buque de cruceros Monarch

La compañía española Pullmantur se ha consolidado como líder del mercado de cruceros que visitan Cartagena de Indias, una de las escalas de su ruta Antillas y Caribe Sur, con el Monarch, que más que un buque es un hotel flotante.

Pullmantur consolida mercado en el Caribe con el buque de cruceros Monarch


Pullmantur tiene una participación del 28 % del mercado de pasajeros que embarcan o transitan por este puerto del caribe colombiano, según cifras de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena.

De las 37 líneas de cruceros que llegan a la ciudad, a Pullmantur la siguen la Princess Cruises, con una participación del 17 %, Holland America (8 %), Celebrity Cruises (7 %) y la Norwegian Cruise Line (6 %).

La compañía española opera la ruta antillana con el renovado Monarch, que permite que la empresa mantenga su liderazgo basado en la excelencia del servicio, explicó a Efe el croata Miodrag Cakarevic, director del área hotelera del buque.

Cakarevic aseguró que constantemente buscan e intentan “encontrar la mejor manera de satisfacer a los pasajeros” puesto que “es una experiencia que no van a olvidar y van a volver, y van a repetir por nuestro personal y por nuestros servicios”, señala.

“Imaginamos al Monarch como un hotel flotante y en adición tenemos servicios y programas de entretenimiento, lo que significa cada noche un show diferente y diferentes actividades cada día”, expresó.

Durante el recorrido que hace el Monarch, que incluye Curazao, Aruba, Bonaire, Colón (Panamá) y Cartagena de Indias, el pasajero encuentra “siete shows diferentes que incorporan baile y música en vivo” en los que pueden participar.

“Cada temporada incorporamos nuevos shows para tener siempre novedades en nuestros programas”, agregó.

Adicionalmente, Pullmantur ofrece una diferencia respecto a los demás cruceros que resulta significativa para el turista en el momento de escoger la línea, y es que “el producto está adaptado para Latinoamérica y eso atrae a los clientes”.

Para Cakarevic, “el tema de los cruceros es viajar, conocer nuevos sitios en un periodo de siete días”, periodo en el que se pueden visitar cinco países.

Los pasajeros pasan dos días en alta mar, donde tienen a su disposición actividades y servicios para evitar el aburrimiento, y el resto lo pasan visitando puertos caribeños.

El barco cuenta con dos restaurantes de alta cocina, además de un servicio de bufet, también tiene un casino, un piso de tiendas “duty free”, una tienda fotográfica y una exclusiva venta de licores.

También tiene spa y salón de belleza, un gimnasio, dos piscinas y dos jacuzzis, zona de juegos al aire libre que incluye baloncesto y un muro de escalada, así como amplias zonas para tomar el sol, guardería y un espacio digital interactivo para los jóvenes.

Además, el Monarch ofrece cinco bares, algunos con música en vivo abiertos casi las 24 horas, una discoteca y el auditorio Broadway donde cada noche hay un espectáculo diferente, además de una pequeña biblioteca, sala de internet y salón de conferencias.

Y para los más exigentes, el Monarch proporciona “The Waves Yacht Club”, un espacio vip con amplios y cómodos sillones y sofás, un solarium con bar abierto y comidas frías y calientes.

Pero lo más importante, que se nota desde que se aborda el Monarch es la atención de todo el personal. “Es saber sentir, son cosas básicas que todos saben, el respeto, amor y amabilidad”, asegura el recepcionista de Gran Clase William Vita.

Vita, que tiene a su cargo las suites, los pasajeros vip y las personas que tienen alguna discapacidad física y requieren atención especial, expresó que para lograr el mejor servicio intenta ponerse en el lugar de los pasajeros, “cómo me gustaría que una persona me tratara y tratara a mi familia”.

Esta naviera también ofrece cruceros por el Mediterráneo, el norte de Europa, el mar Báltico, los fiordos noruegos, transatlánticos y el Caribe en el que además visita Santo Domingo, La Romana, Philipsburg (San Martín), Pointe-à-Pitre (Guadalupe), Fort de France (Martinica) y la Isla Margarita (Venezuela).

Pullmantur, filial desde 2006 de la naviera americana Royal Caribbean Cruises Ltd., sumará al buque Monarch, que desde 2013 toca el puerto de Cartagena y transporta 2.744 pasajeros, el barco Zenith, con capacidad para 1.828 turistas que empezará a operar el próximo diciembre. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario