Piden que nieto recuperado en Argentina y de padre paraguayo visite Asunción

El activista paraguayo por los derechos humanos Martín Almada pidió hoy en una misiva remitida a las Abuelas de la Plaza de Mayo, que un nieto recuperado en 2014 en Buenos Aires, hijo de padre paraguayo desaparecido durante la dictadura argentina, visite Asunción como “embajador de la identidad”.

Almada, Premio Nobel de la Paz alternativo, solicitó que el nieto recuperado Pablo Gaona Miranda, hijo del paraguayo Ricardo Gaona Paiva, visite Paraguay en 2016 “para sensibilizar a la población de ese país en la recuperación de los otros posibles menores apropiados”.

Además, el activista felicitó a la organización por la reciente recuperación del nieto número 118, y en especial a su abuela, Delia Giovanda, una de las fundadoras de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Recordó además que esta recuperación coincide con el 40 aniversario de la Operación Cóndor, un plan ideado por el general chileno Augusto Pinochet que orquestó la represión de la oposición política en las décadas de 1970 y 1980 por parte, sobre todo, de los regímenes dictatoriales de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

También agradeció los esfuerzos de las Abuelas y del Gobierno argentino para la recuperación de la identidad de los nietos de detenidos desaparecidos de la dictadura, con iniciativas como la divulgación de materiales informativos para los estudiantes de secundaria que recogen testimonios de nietos recuperados.

“Tenemos muchos ejemplos diferentes de cómo los Estados han afrontado su tenebroso pasado. Unos han proyectado luz sobre sus propias sombras convirtiendo el ayer de dolor y de llanto en esperanza y futuro, mientras otros han escondido la verdad sin permitir esclarecer los hechos criminales”, afirmó Almada.

La última dictadura militar argentina (1976-1983) dejó al menos 30.000 desaparecidos, según organismos de Derechos Humanos.

Casi 38 años después de su fundación, las Abuelas de Plaza de Mayo todavía denuncian que unas 400 personas, apropiadas durante los años del terrorismo de Estado, aún desconocen su verdadera historia.

Por su parte, el régimen militar de Alfredo Stroessner en Paraguay (1954-1989) dejó una secuela de 425 desaparecidos o ejecutados, detuvo a casi 20.000 personas que en su mayoría padecieron torturas, y forzó el exilio de 20.814 paraguayos, según un informe de la Comisión de Verdad y Justicia publicado en 2008. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario