Misión de Europarlamento termina visita a Venezuela sin reunirse con Gobierno

La delegación de tres diputados españoles del Parlamento Europeo (PE) concluyó su segundo día de visita en Caracas, una misión que viajó al país caribeño con la intención de llevarse una visión “global” del país pero que recibió el rechazo del Gobierno de Nicolás Maduro y las autoridades para cualquier tipo de encuentro.

La visita encabezada por Ramón Jáuregui, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y los también eurodiputados españoles Gabriel Mato, del Partido Popular (PP), y Fernando Maura, vicepresidente del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, avivaron las críticas de las autoridades venezolanas sobre “injerencias” del PE en el país.

En esta ocasión, la visita no solo contó con la crítica de autoridades como el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, que calificó la delegación de “antiética” y el viaje de ser un ejercicio de “turismo parlamentario”, sino también con el rechazo de las autoridades locales que no aceptaron ninguna de las peticiones de los españoles.

Saab, uno de los pocos en reaccionar a viva voz a la visita, cuestionó hoy la actitud de los eurodiputados que, aseguró, no fueron “a dialogar” sino a “hablar lo que les da la gana” y a decir que en el país no hay democracia.

El eurodiputado Gabriel Mato lamentó que voceros del Gobierno se hayan referido a ellos solo para insultarlos y no para recibirlos.

“Lamento que en lugar de insultarnos no hayan hecho ningún esfuerzo por recibirnos y hablar con nosotros”, dijo a Efe Mato que aseguró, prefiere quedarse con “lo positivo de la visita”.

El eurodiputado recalcó que la visita no busca inmiscuirse en asuntos internos de Venezuela sino para “cumplir un mandato del PE y ese es reunirnos, ver, analizar y, explorar la situación como hacemos en muchísimos sitios del mundo y lo hacemos sin problema”, dijo.

“No nos inmiscuimos en modo alguno en la política de Venezuela, Venezuela tiene sus elecciones libres, las respetamos absolutamente y no habrán oído ni un solo comentario negativo en relación con el Gobierno y las instituciones, no lo han oído de mí y no lo pienso hacer”, dijo.

Los opositores, sin embargo, aprovecharon la visita de los eurodiputados, para descargar una vez más las objeciones y denuncias que vienen haciendo contra el Gobierno sobre las acciones que, afirmaron, buscan afectarles en los comicios legislativos del 6 de diciembre.

A través de una misiva, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció la militarización de las zonas fronterizas, las objeciones a la observación electoral internacional y los llamados a los venezolanos hechos por el presidente Maduro a ganar las elecciones, como elementos que afectan a la llamada “alternativa democrática”.

“Conspiran en contra de la alternativa electoral y democrática (…) la progresiva suspensión de las garantías constitucionales y la militarización de los espacios territoriales fronterizos con Colombia”, señala el texto suscrito por el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, y el coordinador internacional de la alianza, Timoteo Zambrano.

La MUD, que afirma entregó este documento a la delegación a los eurodiputados durante un encuentro celebrado hoy, señaló que las medidas implementadas en la frontera con Colombia en los últimos tres meses suscita un “clima de miedo que provoque la abstención ciudadana” al momento de ejercer el voto.

La materia electoral fue abordada por Jáuregui hoy en una entrevista con Efe en la que, dijo, cree que en el país caribeño “no hay fraude” electoral, pero considera que el oficialismo tiene “muchas más ventajas” que la oposición.

Aseguró que las elecciones venezolanas hasta ahora “han sido limpias”, ya que se tiene “la constatación de que no ha habido manipulación de votos”.

“Otra cosa es que en el desarrollo de las campañas las oportunidades sean iguales para todos o haya cierto ventajismo al oficialismo”, afirmó el veterano político español.

La delegación de eurodiputados recibió el mandato para visitar Venezuela de la Conferencia de Presidentes del PE el pasado 22 de octubre, una decisión que se adoptó, según Jáuregui, “preocupados porque el equilibrio democrático fuera pleno” en las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre.

Para ello se han reunido desde el pasado miércoles con agentes políticos, economistas, expertos electorales, activistas de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil “para intentar tener una aproximación real a lo que está sucediendo en este país”, dijo.

En la misma jornada los políticos sostuvieron encuentros con familiares y abogados de los políticos Leopoldo López, Daniel Ceballos, y Antonio Ledezma, el primero condenado a 14 años de prisión por la violencia en las protestas de 2014, y los dos últimos bajo arresto domiciliario acusados de delitos contra el Gobierno.

Sostuvieron además encuentros con los miembros del Comité de Víctimas de las Guarimbas, una organización que agrupa a una parte de las víctimas esas protestas y que es más próxima al Gobierno, y que atribuye a los opositores, principalmente a López, las 43 muertes que se registraron durante esos meses.

Asimismo conversaron con la opositora y exdiputada María Corina Machado, identificada con el ala más radical de la oposición, y el excandidato presidencial y gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, ubicado en el lado moderado de la disidencia.

Pidieron además reunirse con representantes del Gobierno venezolano, el Parlamento o el Consejo Nacional Electoral (CNE) sin que hayan recibido respuesta oficial.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario