Un muerto en Haití tras resultados de la primera vuelta presidencial

El candidato oficialista Jovenel Moise disputará con el opositor Jude Celestin la Presidencia de Haití, según anunciaron hoy las autoridades electorales al ofrecer los resultados del primer ciclo de las votaciones, que de inmediato desencadenaron hechos violentos con saldo de al menos un muerto.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) afirmó que Moise, del gobernante Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), fue el más votado en la primera vuelta de las elecciones con un 32,81 % y en segundo lugar se situó Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh), con un 25,27 %.

Al no obtener ningún candidato la mayoría necesaria deberá celebrarse una segunda vuelta el 27 de diciembre venidero.

Jovenel Moise, quien recibió el apoyo en la campaña del presidente haitiano, Michel Martelli, dijo en rueda de prensa que “el PHTK celebra su primera victoria, que es prueba de que la gente ha entendido nuestro mensaje de desarrollo”.

Sin embargo, el resultado de la primera vuelta de las presidenciales del 25 de octubre pasado provocó el inmediato rechazo de varios candidatos, entre estos Jean Charles Moise, de la Plataforma de los Hijos de Dessalines, que obtuvo el 14,27 % de los sufragios, insuficiente para pasar a la segunda vuelta.

Por su parte, la candidata Maryse Narcisse, de Familia Lavalas, del expresidente Jean Bertrand Aristide, ocupó el cuarto lugar en las votaciones, con 7,05 %, según los datos del CEP. Fue una de las seis mujeres que se presentaron en la boleta presidencial.

Jean Charles Moise instó a la población para que se movilice en contra de los resultados y, en declaraciones a Efe, advirtió que el futuro será un “desastre” con los datos presentados hoy.

“Han robado el voto de la población”, dijo en referencia al CEP, y en declaraciones a medios locales exigió a la entidad “emitir los resultados verdaderos”, al tiempo que la consideró responsable de la “inestabilidad de Haití” a partir de los resultados que ofreció.

En tanto, el tesorero del oficialista PHTK, Gregory Mayard Paul, dijo a periodistas que las acusaciones de fraude lanzadas por Moise y otros candidatos son “completamente infundadas” y dijo que su partido se siente “indignado” por el comportamiento de esos líderes.

“Estos candidatos (opositores) han denunciado el supuesto fraude electoral cuando se dieron cuenta de que los resultados les eran adversos”, declaró Paul, quien calificó las votaciones de “históricas”.

Los datos de las elecciones, que originalmente debieron ser ofrecidos el martes pasado, fueron precedidos de un ambiente tenso en la capital y otros puntos del país, además de una fuerte presencia de las tropas de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah) y de la Policía Nacional.

Las actividades comerciales se redujeron al mínimo y embajadas como la de Estados Unidos cerraron sus servicios pasado el mediodía.

Apenas el Consejo Electoral Provisional emitió los resultados, se produjeron movilizaciones en Puerto Príncipe, principalmente en el sector de Delmas, donde un hombre seguidor de Jean Charles Moise murió en un incidente aún no aclarado por las autoridades.

La Policía se apresuró a informar que “ninguno” de sus agentes participó en el hecho y que de acuerdo con investigaciones preliminares, la víctima fue tiroteada desde un vehículo en marcha en Delmas.

Varios seguidores de los partidos que no han logrado los primeros puestos en esta primera vuelta han quemado neumáticos en las zonas de Martissant y Carrefour de la capital, según pudo comprobar Efe.

Horas antes de los resultados ofrecidos por el CEP, el Gobierno haitiano garantizó la seguridad pública en el país y afirmó que los comicios se desarrollaron en un clima de tranquilidad.

El ministro de Comunicación, Mario Dupuy, aseguró que el Estado tomará “todas las medidas para garantizar el orden público”, aunque reconoció el derecho de los ciudadanos a realizar protestas.

Las elecciones haitianas fueron observadas por organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA), que en mayor o menor medida dieron su aprobación al proceso.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario