Restituyen la identidad a hijo de desaparecidos durante dictadura argentina

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron hoy la restitución de la identidad al nieto 118, un hijo de dos argentinos desaparecidos durante la última dictadura militar, que nació en cautiverio, fue apropiado ilegalmente y actualmente reside fuera del país suramericano.

Se trata de Martín, hijo de los desaparecidos Jorge Oscar Ogando y Stella Maris Montesano, y nieto de Delia Giovanola, una de las doce fundadoras de las Abuelas de Plaza de Mayo, que luchan por recuperar a niños apropiados ilegalmente durante el régimen de facto (1976-1983).

“Esto de hoy vamos a compartirlo porque es encontrar lo que se creía que nunca iba a pasar. Nuestra perseverancia, nuestra persistencia, nuestra tozudez, nuestro amor de no abandonar nunca ni bajar los brazos premian”, dijo en rueda de prensa la titular de Abuelas, Estela de Carlotto.

Martín es hijo de Jorge Oscar Ogando -hijo de Delia Giovanola- y Stella Maris Montesano, ambos secuestrados por la dictadura en octubre de 1976, cuando la mujer cursaba un embarazo de ocho meses.

Ambos militaban la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y habían tenido tres años antes una hija, Virginia, que quedó sola en su apartamento cuando fueron secuestrados sus padres.

Virginia falleció en agosto de 2011, pero su sangre quedó en el Bando Nacional de Datos Genéticos y con ella se comparó la sangre de Martín, análisis que arrojó un vínculo entre ambos con un 99,99% de certeza.

Según testimonios de sobrevivientes, la pareja permaneció detenida en el centro clandestino Pozo de Banfield, donde Stella Maris Montesano dio a luz el 5 de diciembre de 1976 a un niño al que llamó Martín y luego fue trasladada a otra prisión ilegal.

Martín se acercó en marzo pasado a las Abuelas con fuertes sospechas de ser hijo de desaparecidos.

“Como el nieto vive desde hace quince años en el exterior, la extracción de sangre se produjo a través del consulado del país en en que reside en mayo de este año”, explicó Carlotto.

La titular de Abuelas destacó que Delia ha recorrido tanto Argentina y Europa “con el anhelo de encontrar a Martín y a los cientos de jóvenes apropiados por el terrorismo de Estado”.

“Hoy Delia se enteró de que su nieto vive fuera del país. La amplificación de esta búsqueda da resultados concretos. Nuestros nietos pueden estar en cualquier lugar del mundo”, destacó Carlotto.

El sitio donde vive Martín no será divulgado para preservar su privacidad y darle tiempo a “procesar” la noticia.

“Lo más grato es haber tenido un llamado de mi nuevo nieto. En el mismo día… no lo podía creer. Quedó llamarme otra vez. Y le dije ‘¿en serio?’ ‘¿Y por qué no si sos mi abuela?’. Qué les puedo decir más que alegría”, dijo la propia Delia, ante los periodistas.

Casi 38 años después de su fundación, las Abuelas todavía denuncian que unas 400 personas, apropiadas durante los años del terrorismo de Estado, no conocen aún desconocen su verdadera historia.

Carlotto destacó que la labor de las Abuelas no podría realizarse sin la colaboración del Estado y, en respuesta a las preguntas de los periodistas, aseguró que la diferencia entre los dos candidatos que concurren a las elecciones presidenciales argentinas del próximo 22 de noviembre, el oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri, “está clara”.

“(Está) el que promete lo que ya ha hecho acompañando esta década ganada y el que nunca nos recibió y no nos conoce”, apuntó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, quien siempre ha reconocido la política de derechos humanos del Gobierno de Cristina Fernández.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario