Llega a Paraguay el ‘Chip de la juventud’

La medicina antienvejecimiento y longevidad es la ciencia del envejecimiento saludable, ya que no se puede detener el paso del tiempo, pero si enlentecer el envejecimiento de nuestras células. Es una disciplina médica, con la que se intenta lograr una mejor calidad de vida, más larga y saludable. Una de las novedades de la ciencia es el ‘Chip de la juventud’.

Hace algunos años las recetas para verse y sentirse bien se limitaban a las cirugías estéticas, hoy existe una diversidad de tratamientos y técnicas de rejuvenecimiento, que retrasan o incluso reemplazan el bisturí, con aplicaciones que rejuvenecen la piel pero mantienen los rasgos propios de el o la paciente, así como un sinfín de terapias que logran la revitalización celular y el fortalecimiento del cuerpo. Por tanto, ¿es posible acaso vivir 100 años?

“Este es un tema verdaderamente interesante, porque se puede observar que el proceso del envejecimiento se da de tantas maneras y formas distintas en cada ser humano, incluso en personas de la misma edad y en un mismo individuo”, afirmó la Dra. Silvia González.

Además acotó que la medicina pos genómica, que estudia el ADN,  determinó que el peso de la genética sobre el envejecimiento no es más del 20% lo que significa que podemos actuar sobre el otro 80% restante.

La doctora Silvia González es médica, especializada en medicina biológica y antienvejecimiento, estética y medicina ortomolecular y directora de il nova, el primer Centro de Medicina Biológica y Salud Integral del país, es la única autorizada a implantar el ‘Rejuvchip’ o Chip de la juventud. Además ofrece a los pacientes alternativas para verse y sentirse bien desde adentro mediante tratamientos como: la vacuna anti aging, la sueroterapia, bio-regeneración, revitalización y rejuvenecimiento facial, bioestimulación con plasma rico en plaquetas, biofilling, toxina botulínica, lifting líquido estos son solo algunos de los tantos tratamientos que se realizan en el consultorio.

El chip de la juventud

El Rejuvchip o también llamado ‘El chip de la juventud o sexual’ es una testosterona natural subcutánea, que ha causado revuelo en otros países por los múltiples beneficios que ofrece, ya que mejora el rendimiento físico y espiritual. Su función principal es retrasar el envejecimiento regulando los niveles hormonales, ya que llegado cierto tiempo empiezan a declinar. Su aplicación es eficaz y segura e indolora, y los resultados son notorios a los quince días, puede ser aplicado tanto en hombres o mujeres, por lo general a partir de los cuarenta años.

Diagnóstico

Para acceder a cualquiera de los tratamientos antienvejecimiento, previamente se debe tener en cuenta: la historia clínica y el cuestionario de salud, un test de neurotransmisores que evalúa el estrés y la respuesta emocional del paciente. Además de un análisis laboratorial completo que detalla cómo se encuentran las células y cada uno de los órganos del cuerpo. A partir de ahí se arma un método de trabajo, que incluye, el plan nutricional basado en nutriterapia específica y genética, terapias energizantes, terapia de quelación, detoxificación celular, antioxidantes, vitaminas y minerales, con el objetivo de acortar la distancia entre edad biológica o celular y la edad cronológica.

La Doctora Silvia González mostrando el chip

La Doctora Silvia González mostrando el chip

Vacuna Anti Aging

Si pensamos que el proceso de envejecimiento es la principal causa de las enfermedades no transmisibles; las cardiovasculares, el cáncer, las neurodegenerativas y las metabólicas, y que el proceso de vejez puede ser modulado por unos hábitos de vida saludables, minimizando las agresiones que nosotros mismos provocamos a nuestra salud, podemos concluir que mediante el tratamiento anti aging estamos previniendo todas estas enfermedades.

La medicina anti aging es personalizada, predictiva y preventiva, y también retrasa el envejecimiento, alargando los años de vida. La medicina estética, no quirúrgica, ha avanzado muchísimo en los últimos años, logrando resultados cada vez más naturales y armónicos. Lo que en un pasado no muy lejano parecía imposible hoy en día es una realidad plausible.

“Es claro que para vernos y sentirnos  bien, la estética ya se ha quedado corta, por lo que los nuevos desafíos están puestos en brindarles a todos aquellos pacientes que acuden al consultorio unas herramientas para establecer un programa en el que los mismos pacientes se involucran y sean parte. Ya que si no se cambia el estilo de vida, adquiriendo hábitos saludables, podremos corregir déficits y desintoxicar el cuerpo con medicación pero no llegaremos al equilibrio entre los daños producidos por el paso del tiempo, la regeneración y revitalización celular requerida”, finaliza la Dra. Silvia.

2 Comentarios

Gustavo orellano

Quiero un chip

Hugo Otálora López

Se consigue en Colombia? Si es asi, donde?

Deja un comentario