Gobierno argentino critica a Corte Suprema por anulación de ley de jueces

El Gobierno argentino criticó hoy al poder judicial por la anulación de una ley de jueces suplentes promovida por el oficialismo y se enzarzó con la oposición por la designación de dos auditores en el organismo de control de las cuentas públicas.

Para el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, es una “equivocación” el fallo de la Corte Suprema contra la ley que permitía la designación de jueces suplentes sin sorteos ni parámetros y con una mayoría inferior a la requerida para designar a jueces titulares.

En su fallo unánime, conocido este miércoles, el alto tribunal sostuvo que la ley anulada ponía en cuestión la independencia del sistema judicial y fijó un plazo de tres meses para que los magistrados designados por la norma anulada dejen sus cargos.

Fernández consideró hoy que la Corte Suprema no ha respetado la decisión del poder legislativo de crear la norma y subrayó que “no hay ningún artículo en la Constitución Nacional que diga cómo se tienen que elegir los jueces subrogantes”.

“Si la Constitución no lo dice lo que está haciendo es cederle esa responsabilidad al legislador, para que sea el que interprete la forma de resolver el tema”, añadió.

El titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, consideró hoy que si los jueces designados por la ley anulada “tuvieran un poco de dignidad, tendrían que renunciar” antes del periodo de tres meses establecido por la Corte Suprema.

“Esto de los tres meses es así pero solo para cuestiones urgentes”, dijo Recondo a Radio Mitre.

El Gobierno, que cesará en sus funciones el 10 de diciembre, fecha en la que asumirá el nuevo presidente surgido de las elecciones del próximo 22 de noviembre, también quedó hoy envuelto en la polémica por la supuesta designación irregular de dos miembros oficialistas en la Auditoría General de la Nación, el organismo de control de cuentas públicas que depende del Parlamento.

Los diputados del oficialismo nombraron este miércoles a dos nuevos auditores, con mandato para los próximos ocho años, pero la oposición rechazó las designaciones por considerar que se hicieron de forma irregular, sin el quórum necesario en la cámara.

El jefe de Gabinete defendió hoy el nombramiento y sostuvo que los dos funcionarios “fueron designados en forma transparente y clara, y sin ningún tipo de contratiempos que incomoden lo que se está haciendo”.

La oposición anunció que analiza recurrir a la Justicia.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario