ARP aspira a subir escalón en exportación mundial de carne

Paraguay aspira a convertirse en el quinto exportador mundial de carne bovina en 2020, fecha para la que pretende contar con un hato de 20 millones de cabezas, frente a los 14 millones actuales, dijo Carlos Pereira, de la Asociación Rural del Paraguay (ARP)

Pereira matizó que el objetivo del país, sexto exportador del mundo, pasa por una ampliación del listado de destinos a los que se dirige la carne paraguaya y por el trazado de una serie de líneas que posibiliten la conquista de “nichos de calidad”.

En ese sentido, se pretende llegar a los mercados de Hong Kong y de Irán entre 2015 y 2016, mientras se negocia la posibilidad de hacerlo también a Estados Unidos.

“Con Estados Unidos hay negociaciones pero son lentas debido al proceso sanitario, el objetivo es llegar allí en dos años”, declaró Pereira.

Sin embargo, reconoció que esa meta depende de que el hato siga el mismo crecimiento sostenido de los últimos cinco años y supere el bache comenzado a finales de 2014 y que se mantuvo en 2015.

“Ha sido un año pasable, aunque ha habido un estancamiento del crecimiento debido a la caída de los precios internacionales. Cuando hay buenos precios, el productor retiene el ganado para que crezca la población, pero cuando hay precios bajos vende para costear la inversión”, señaló.

Agregó que la meta para 2020 está contemplada en el Proyecto Paraguay Quinto Exportador, que también estudia la creación de una “marca país” que funcionaría como sinónimo de “fidelidad y preferencia”.

En la actualidad, el primer mercado de carne bovina de Paraguay en cuanto a valor de las exportaciones es Chile (32 %), que demanda además cortes de primera calidad (Premium), y Rusia (32 %), ambos seguidos de Brasil (12 %).

Pereira destacó la importancia de que el sector cárnico paraguayo siga creciendo ya que, según sus datos, representa el 10,1 % del PIB del país, lo que incluye toda la cadena de comercialización, logística o frigoríficos, mientras que el agronegocio (agrícola, forestal y cárnico) representa el 40,2 % del PIB.

“Es importante aclarar que la capacidad productiva de Paraguay en cuanto al rubro cárnico y agrícola es muy superior a su capacidad de consumo, por ende siempre se apunta a la exportación, es vital para el rubro y para el movimiento comercial del país”, dijo.

Además, señaló que el sector ya se ha normalizado completamente tras los brotes de fiebre aftosa que motivaron el cierre de los mercados de la UE, que abrió sus puertas después de que Paraguay recobrara el estatus de país libre de esa enfermedad infecciosa en noviembre de 2013.

“Se corrigió y fuimos auditados como ningún país lo fue. Ahora es un fantasma del pasado, pero nunca hay que bajar la guardia”, indicó.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario