Ministro defiende recortes en presupuesto para mejorar eficiencia

El ministro de Hacienda Santiago Peña, defendió en una entrevista con Efe el “corte transversal en todas las instituciones públicas”, previsto en el presupuesto presentado al Congreso para el 2016, porque busca evitar la corrupción y mejorar la eficiencia del gasto.

“Es un presupuesto realista porque hasta ahora solo se ejecutaba el 80 por ciento, ya que no existían recursos para llegar al cien por cien de lo presupuestado”, explicó Peña en la sede del Ministerio de Hacienda.

El Ejecutivo ha presentado al Congreso un presupuesto de 66,2 billones de guaraníes, lo que supone una reducción comparada con los 14.170 millones de dólares del 2015.

La Cámara baja, controlada por mayoría simple por el Partido Colorado, discute estos días el presupuesto que tiene que ser estudiado también por el Senado, controlado por la oposición.

Es la primera vez en 15 años que el presupuesto estatal presentado al Congreso es menor al del año anterior, destacó Peña.

“Cuando la experiencia de la última década es que el presupuesto vaya aumentado de manera constante independientemente de los ingresos en un proceso disociado y sin respaldo”, declaró.

El presupuesto del Ejecutivo para 2016 presenta recortes en instituciones dedicadas a labores sociales como el Instituto Nacional del Indígena (Indi), con una caída presupuestaria de casi el 50 %, y del Instituto Nacional para el Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), que pasa de 83 a 55 millones de dólares.

“No necesariamente son recortes sino un sinceramiento del proceso de presupuestos (…) Sí hay reducciones de lo que figura en el presupuesto pero no en la cantidad que tendrán a disposición las instituciones”, matizó Peña.

El presupuesto del Gobierno no prevé un aumento del Producto Interno Bruto (PIB), como le exigen los estudiantes de secundaria y universitarios que desde hace más de dos meses mantienen protestas pidiendo que invierta al menos lo mismo que el resto de países de la región en educación.

Los manifestantes piden a la cartera de Hacienda que disponga al menos el 7 % del PIB para educación, como recomienda la Unesco.

Peña explicó que el plan del Gobierno, que ya había sido anunciado antes del comienzo de esa ola de protestas, prevé “un aumento gradual de fondos para educación hasta llegar al 6,8 % para el 2018”, desde el 3,4 % actual.

“Más que destinar mayores recursos tenemos que asegurarnos que los que ya estamos destinados sean bien utilizados”, dijo.

“Es justo su reclamo ante las enormes arbitrariedades realizadas con recursos públicos”, reconoció el ministro.

“Estamos contentos porque cuanto más exigen los estudiantes más cuidadoso será el Ejecutivo con los recursos. Paraguay ha avanzado 25 años gracias a las protestas estudiantiles”, añadió.

Peña destacó un aumento en el presupuesto de cerca del 10 % destinado a programas de ayuda económica condicionada para las personas en extrema pobreza, del que se beneficiarán programas como el de Adultos Mayores en Situación de Pobreza Extrema o el Tekoporá, destinado a humildes familias campesinas.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario