La Guardia Civil española detuvo hoy en Barcelona a dos personas de origen marroquí vinculadas al aparato de reclutamiento y adoctrinamiento de la organización terrorista Estado Islámico (EI).


La Policía española detiene a supuestos yihadistas que mantenían contactos por Internet con desplazados / Archivo. EFE

Los arrestados, uno de ellos con nacionalidad española, mantenían contactos a través de las redes sociales con individuos en zonas de conflicto, a los que ofrecían su apoyo y animaban a continuar con sus actividades yihadistas, informó hoy en un comunicado del Ministerio del Interior.

Según la investigación, los detenidos creaban perfiles para visionar archivos, en forma de imágenes, vídeos y documentos, producidos por el EI.

Posteriormente los divulgaban a otros usuarios a través de diversas redes sociales o los compartían directamente con otros individuos en encuentros privados.

La intención era persuadir a las personas con las que contactaban para integrarse en la organización terrorista y desplazarse a zonas de conflicto.

La investigación continúa abierta y la Guardia Civil registra hoy los domicilios de los detenidos.

Ésta operación sigue a otra realizada ayer por las fuerzas de seguridad españolas que se saldó con el arresto en Madrid de tres presuntos terroristas que mantenían contactos por Internet con desplazados a Siria y a quienes habían ofrecido atentar en Madrid.

En los últimos cuatro años, según el Ministerio de Interior, han sido detenidos en España 171 personas por su presunta relación con el terrorismo yihadista.

Diversos informes señalan, además, que cerca de 3.000 personas se han desplazado desde Europa para sumarse a las filas del Estado Islámico, de los que unos 130 salieron de España.

Estos datos ponen de manifiesto la amenaza que supone el terrorismo yihadista para Europa, y particularmente para España.

EFE