¿Un nuevo planeta con nombre en guaraní?

El planetario de la ciudad de La Plata, propuso bautizar con el nombre de Arapira a un exoplaneta ubicado a 25 años luz de la Tierra y que ahora solo se conocía por el nombre de su estrella (Fomalhaut) más la letra b.

¿Un nuevo planeta con nombre en guaraní?

El nombre de  “Arapira”, compuesto por Ara, tiempo, y Pira, pez, en guaraní, fue propuesto por un visitante del Planetario platense en el marco de un concurso abierto al público para elegir el nombre de un exoplaneta. La Unión Astronómica respaldó la iniciatia.

Todo comenzó meses atrás, cuando la Unión Astronómica Internacional lanzó el concurso “NameExoWorlds” a nivel global para bautizar exoplanetas, y para ello confeccionó una lista de 20 sistemas planetarios a los cuales las organizaciones astronómicas públicas (planetarios, asociaciones de aficionados, etc.) podían proponerles nombres a través de un voto.

 

Esta elección debía además estar acompañada de una breve descripción justificando los nombres elegidos y, lo que hizo el Planetario de la UNLP, fue abrir esa votación al público a través de un certamen para que sea la gente la que defina los nombres de los cuerpos celestes.

 

Fue así que surgió el nombre de “Arapira”, cuya traducción del guaraní podría ser “Pez del tiempo” o “Tiempo del pez”, dos nombres estrechamente relacionados con la estrella “Boca de Pez”, de la Constelación del Pez, donde precisamente se encuentra la estrella Fomalhaut.

 

Este exoplaneta está ubicado a 25 años luz de la Tierra y fue descubierto en el año 2008 por el telescopio espacial Hubble.

 

Sin embargo, por su extraña órbita, en un principio su existencia fue rechazada y luego, tras los estudios de rigor, aceptada.

 

Así, ahora se sabe que pertenece a la constelación de Piscis Austrinus, aunque por su curiosa historia se lo conoce también como “el planeta zombi”.

 

Es que, tras su descubrimiento, los científicos rechazaron su existencia, aunque luego pudo comprobarse que se mueve en una órbita muy especial, y que pudo haber llegado hasta su ubicación actual debido a que cuerpos planetarios pudieron darle un empujón gravitacional.

 

En cuanto a su estrella, Fomalhaut, se cree que es un astro joven, de sólo unos 200 millones de años de edad y, comparada con la del Sol, su masa es 2,3 mayor, y su diámetro es alrededor de 1,7 veces más grande, mientras que brilla con una luminosidad 17,7 veces mayor que la luminosidad solar.

 

Y “Arapira”, como pasaría a llamarse el planeta, la orbita en un período de aproximadamente 872 años terrestres.

 

Los científicos estiman que la masa del planeta no excede en tres veces la de Júpiter; que es al menos tan masivo como Neptuno; y cuya separación de su estrella es 12 veces mayor que la distancia entre Saturno y el Sol. /Eldía.com

Ningún Comentario

Deja un comentario