UBS dice colaborar en investigaciones por corrupción en la FIFA

El banco UBS reveló hoy que -como otras instituciones financieras en Suiza- ha recibido de autoridades judiciales peticiones de información sobre cuentas relacionadas con la FIFA, que se encuentra envuelta en un escándalo de corrupción.

Las peticiones judiciales incluyen a “asociaciones de fútbol, personas y entidades”, indicó el establecimiento bancario en su informe trimestral presentado hoy.

UBS aseguró que está colaborando con esas investigaciones.

La semana pasada, el banco Credit Suisse también reveló que estaba cooperando con las indagaciones judiciales que se efectúan en Suiza y Estados Unidos, que creen que algunas instituciones financiera pudieron permitir que se realizaran transacciones sospechosas o que se incumplieran determinadas regulaciones.

Un tribunal de EE. UU. ha formulado cargos de corrupción contra catorce personas, entre actuales y antiguos directivos de la FIFA y responsables de entidades comerciales asociadas, de los cuales siete fueron arrestados a finales de mayo en Suiza.

EE. UU. pidió la extradición de todos ellos. Dos aceptaron voluntariamente ser trasladados a este país, mientras que el resto rechazaron tal opción y sus casos están en trámite.

Por su parte, la Justicia suiza realiza una investigación paralela, que involucra al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, suspendido actualmente por noventa días, y al presidente de la UEFA, Michel Platini, por un pago de dos millones de dólares que éste recibió del primero en 2011.

La Fiscalía suiza ha indicado que está revisando una enorme cantidad de información relacionada con 53 “relaciones bancarias” en el marco de su investigación de la FIFA.

UBS anunció hoy que su beneficio neto en el tercer trimestre de este año fue de 2.070 millones de francos suizos (1,9 millones de euros), lo que supone cerca de tres veces más con respecto al resultado neto del mismo periodo de 2014.

En el tercer trimestre del año pasado, el banco registró un beneficio de 762 millones de francos (unos 700 millones de euros).

El resultado supera las estimaciones que, de manera general, habían efectuado los analistas y el propio establecimiento lo relacionó con un beneficio fiscal, principalmente relacionado con la revaluación al alza de activos fiscales diferidos.

Asimismo, indicó que optó por realizar menores provisiones para litigios o asunto de regulación, por un monto que se elevó a 592 millones de francos (unos 540 millones de euros), mientras que 298 millones francos (270 millones de euros) están relacionados con cargas netas de reestructuración.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario