Acusan a Shell de no limpiar las zonas que contaminó en África

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy a la petrolera anglo-holandesa Royal Dutch Shell de no haber limpiado adecuadamente las zonas que quedaron “gravemente” contaminadas tras sus vertidos de crudo en el delta del Níger, en el sur de Nigeria.

“Los vertidos de petróleo causan un impacto devastador en los campos, los bosques y los caladeros de los que dependen los alimentos y medios de vida de la población del delta del Níger”, criticó el investigador de AI, Mark Dummett.

En el informe “Límpialo: falsas afirmaciones de Shell sobre los vertidos de petróleo en el delta del Níger”, AI y el Centro para el Medio Ambiente, los Derechos Humanos y el Desarrollo (CEHRD) documentan la limpieza “inadecuada” y la falta de regulación de la industria por parte del Gobierno de Nigeria.

En 2011, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) reveló niveles “masivos” de contaminación causada por los vertidos de petróleo de oleoductos de Shell en la región de Ogoniland, en el delta del Níger.

Además, la agencia de la ONU denunció que los daños ocasionados al entorno y a la población se agravaron después de que la empresa no limpiara bien los vertidos.

La investigación de AI demuestra que en la actualidad estas zonas continúan “visiblemente contaminadas”, pese a que Shell asegura haberlas limpiado.

Según contó a AI el pescador y agricultor local Emadee Roberts Kpai, la actividad pesquera y los cultivos ya no son productivos en la región.

“Cuando Shell llegó a nuestra comunidad, prometió que si encontraba petróleo transformarían nuestra comunidad, y todo el mundo sería feliz… Pero no hemos logrado nada de ello”, lamentó.

El informe recuerda que hoy se cumplen 20 años de la ejecución de Ken Saro-Wiwa, que fue arrestado, condenado y ejecutado por el Ejecutivo nigeriano tras encabezar una campaña contra los daños causados por la industria del petróleo en Nigeria.

“Mientras en Nigeria y en todo el mundo se recuerda a Ken Saro-Wiwa y a los otros ocho líderes ogonis ejecutados en 1995, Shell y el Gobierno de Nigeria no pueden ignorar el terrible legado de la industria petrolera en el delta del Níger”, afirmó el director de programas del CEHRD, Stevyn Obodoekwe.

“Para muchas personas de la región, el petróleo no ha traído otra cosa que sufrimiento”, lamentó.

El delta del Níger es la primera región productora de petróleo en África, donde Shell es la mayor compañía petrolera internacional que opera en la zona.

Según el informe de AI, Shell admitió 1.693 derrames de crudo desde 2007, “aunque el número real es probablemente mayor”.

A principios de este año, Shell acordó el pago de una indemnización de 55 millones de libras (70 millones de euros) a Nigeria por dos vertidos, en 2008 y 2009, en el delta del Níger.

Ya en 2013, la justicia holandesa, a instancias de esta ONG y otros grupos civiles, condenó a Shell a pagar una indemnización por dos vertidos de petróleo registrados en Nigeria entre 2004 y 2007, aunque absolvió a la compañía de su responsabilidad por otros vertidos en el delta del Níger.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario