Denuncian “crímenes de odio” contra trans tras asesinato y ataque

Iren Rotela, presidenta de la asociación Panambí, que representa a transexuales, transgénero y travestis, denunció el asesinato de una mujer transexual y la agresión a otra.

El asesinato tuvo lugar en Ciudad del Este cuando el conductor un vehículo sin matricula se acercó a Marilina, una trans que estaba ejerciendo el trabajo sexual en la calle, y le disparó, explicó Rotela.

Por su parte, la agresión contra la otra trans se produjo en la localidad de San Lorenzo cuando se encontraba repartiendo preservativos y lubricantes entre las trabajadoras sexuales presentes en la vía pública.

Según Rotela, un grupo de cinco personas se acercaron a la mujer transexual armados con hierros, piedras y palos, y la golpearon en la cabeza, mientras le gritaban que la odiaban y que la iban a matar.

La víctima fue auxiliada por las trabajadoras sexuales que se encontraban en la zona y fue trasladada a un centro médico, donde recibió atención hasta que salió de peligro y fue dada de alta.

Rotela repudió la violencia ejercida contra sus compañeras y calificó estos hechos como “crímenes de odio”.

“La policía y la prensa presumen en estos casos que se trata de ajustes de cuentas o que están motivados por falta de acuerdo en la tarifa de las trabajadoras sexuales o por robo. Pero son crímenes motivados por el odio hacia las trans, porque no quieren que tengamos derechos”, afirmó la activista.

Denunció, además, que el trabajo sexual en la calle expone a las trans a ser víctimas de más violencia, pero se trata en la mayoría de los casos de su “única oportunidad laboral”, debido a la discriminación que enfrentan a la hora de acceder a un empleo.

Agregó que “grupos fundamentalistas incitan al odio y la violencia” contra personas LGTB (lesbianas, gays, trans y bisexuales) durante manifestaciones públicas como la “Marcha por la vida y la familia”, organizada el pasado sábado en Asunción por grupos cristianos.

“Su mensaje es muy claro: no quieren que las personas LGTB tengamos derechos, están en contra de que se firmen leyes que nos protejan. Dicen que marchan por la vida, pero cuando se atenta contra nuestra vida nunca se van a manifestar”, afirmó Rotela.

Alertó, asimismo, de la “ola de violencia” contra las personas trans en América Latina, con el asesinato el pasado 13 de octubre de la activista trans Diana Sacayán en Buenos Aires, el tercero perpetrado en Argentina contra una persona transexual en el último mes.

“Hay más asesinatos porque estamos avanzando en la conquista de más derechos. Nos quieren silenciar y atemorizar a la comunidad trans, pero nosotras tenemos un lema: silencio nunca más, antes morir de pie”, enfatizó.

Con el asesinato de Marilina, las asociaciones trans contabilizan 55 asesinatos perpetrados contra personas de este colectivo desde la caída de la dictadura en 1989, la mayor parte de los cuales han quedado impunes o no han sido esclarecidos.

América Latina es el escenario del 78 % de los asesinatos de transexuales registrados en el mundo en los últimos siete años, según la Red Latinoamericana y del Caribe de personas transexuales (Redlactrans).

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario