D’Arenberg: “Para organizar una bienal hay que dejar de lado el corazón”

En un recorrido por los espacios bienalistas del Centro Cultural de la República El Cabildo, la presidenta de la Bienal de Montevideo, Laetitia d’Arenberg, se mostró gratamente sorprendida por las propuestas de la Bienal Internacional de Asunción, que culminó el sábado. Enfatizó sobre la importancia de pensar en frío a la hora de organizar una bienal, poniendo el corazón a un lado, al seleccionar artistas y obras que formarán parte.

Representantes de la Bienal de Uruguay visitaron nuestra capital y recorrieron espacios de la Bienal Internacional de Arte de Asunción (BIA 2015), que culminó el pasado sábado. El curador de la BIA, Royce Smith, acompañó a la presidenta de la Fundación Bienal de Montevideo, princesa Laetitia d’Arenberg y a la directora ejecutiva de la Bienal de Montevideo, Graciela Rompani.

“Para nosotros es un gran honor. Ellas dan un gran apoyo al arte en Montevideo y en las Américas. Realmente la Bienal de Asunción ha usado el ejemplo de la administración, de la creación, la existencia de la Bienal de Montevideo. Compartimos mucho en cuanto al tamaño de la ciudad, la necesidad de que exista una bienal que consiste en esta empresa, y ellas han sido ejemplo para nosotros para construir nuestra primera bienal en el Paraguay.  Para nosotros es un gran orgullo compartir con ellas lo que hemos logrado aquí en Asunción”, declaró d’Arenberg.

Laetitia d’Arenberg se manifestó gratamente sorprendida durante el recorrido por los espacios ubicados en el CCR El Cabildo. “Realmente no esperaba encontrarme con esto, es increíble. Yo pienso que este país con todo el pasado que tiene, el presente  y donde están viendo ustedes, no están viendo a chiquito, están viendo muy abierto. Tratan de liberarse y la liberación es una bienal, porque estar más libre que estar en una bienal, no existe. Ahí no hay parámetros para nadie. Ni para el que crea, porque la creación es vida”, expresó.

Laetitia d'Arenberg se manifestó gratamente sorprendida durante el recorrido por los espacios ubicados en el CCR El Cabildo

Laetitia d’Arenberg se manifestó gratamente sorprendida durante el recorrido por los espacios ubicados en el CCR El Cabildo

En cuanto a su experiencia con la Bienal de Montevideo, comentó que en este momento encaran su tercera edición, tras la primera realizada en 2012.  “Para tener una bienal consolidada nos falta todavía un par de ediciones más, porque la primera fue una prueba, donde sufrimos muchísimo. La segunda fue para mostrar que podemos y la tercera va a ser realmente fuerte, la primera raíz que va a salir para que la sigan las otras. Entonces podremos decir que si nosotros podemos hacer esto, entonces podemos seguir para adelante y hasta el infinito”, resaltó.

La BIA ya integra el universo de las bienales

La presidenta de la Bienal de Montevideo describió con claridad los puntos que considera fundamentales a la hora de organizar un evento de tamaña envergadura. “Mi principal consejo a la hora de organizar una bienal es que sea la menor cantidad de personas posible que esté detrás de eso, se tienen que juntar y tener una sola meta, dos curadores, y, especialmente, no dejarse llevar por las amistades, no hay que escuchar. El corazón tiene que quedar de lado; y solamente tener un corazón para cuando uno va a elegir a un pintor o a un artista, o lo que sea; pero pienso que el corazón tiene que ir de lado en esto, tiene que ser muy frío. Por otro lado hay que dar la oportunidad y poder llegar a dar la oportunidad no solamente a los que están, sino también a los de afuera,  que vengan a mezclarse para traer esta famosa cosa que hace de la bienal un engranaje que no tiene fin”, afirmó.

La presidenta de la Bienal de Montevideo describió con claridad los puntos que considera fundamentales a la hora de organizar un evento de tamaña envergadura

La presidenta de la Bienal de Montevideo describió con claridad los puntos que considera fundamentales a la hora de organizar un evento de tamaña envergadura

“Si usted hace una bienal de amigos, o de los compañeros o porque el otro tiene una galería, no tiene nada que ver. Tiene que ser primero una bienal que es una abertura hacia afuera, y abrir su corazón para que los que están afuera vengan, que nos reconozcan, que nos vean, intercambiemos cosas, y de ahí en adelante, ser libres, tanto los curadores como aquellos que tienen su exposición. Tampoco podemos poner parámetros, porque el día que comenzamos con parámetros ya no es una bienal”, puntualizó.

A su vez, la directora ejecutiva de la Fundación Bienal Montevideo, Graciela Rompani  felicitó a la organización de la Bienal de Asunción: “Lo que vi hasta ahora fue fantástico. Felicitaciones a todos y ya creo que pueden estar integrando el universo de las bienales”, remarcó.

Ningún Comentario

Deja un comentario