Carlos Amarilla abandona el PLRA

cm
Ñanduti Carlos Amarilla abandona el PLRA

El actual vicepresidente segundo del Congreso dijo que la sanción recibida por parte del Tribunal de Conducta partidario “clausura su vínculo con el partido”. Calificó a su cúpula de “extraviada y mediocre” y adelantó que seguirá defendiendo los preceptos liberales desde otro espacio.

 

MANIFIESTO A LA OPINION PÚBLICA

Compatriotas:

Ante la medida adoptada por el Tribunal de Conducta del PLRA, manifiesto cuanto sigue:

Mi profundo agradecimiento a todos los ciudadanos, en especial a los afiliados del Partido Liberal Radical Auténtico, quienes me han expresado su solidaridad y apoyo.

Lamento la determinación adoptada, que es a todas luces injusta, ilegal, arbitraria e ilegítima; expresión intolerante de una cúpula extraviada y mediocre.

Esta sanción clausura mi vínculo con este Partido, dirigido por tan singular cúpula. Ya nada me une con quienes han elegido caminos torcidos, y dan rienda suelta al ejercicio primitivo y pornográfico del poder.

 

Esta infame medida no logrará manchar los años de militancia, que desde mi temprana juventud, con errores y aciertos, fue siempre leal y comprometida con los valores y principios del Liberalismo Paraguayo.

 

La actual conducción partidaria ha convertido al PLRA en un cascarón vacío, inerte, que en modo alguno puede considerarse legatario o heredero de los grandes hombres, varones y mujeres, que han dado lustre y prestigio al Liberalismo Paraguayo.

Muy pronto llegará el día en que el Liberalismo Paraguayo, reencuentre el espacio institucional adecuado, desde el cual proyecte su riquísimo legado histórico en aras de un país mejor.

Los sueños de los Taboada, Alón, Gondra, Cecilio Báez, Eligio y Eusebio Ayala, Doña Coca de Lara Castro, entre otros, seguirán siendo fuentes de inspiración para todos aquellos que creemos en la fuerza transformadora del Liberalismo.

Como muchos, ingresé a la política por vocación, para servir a la patria y su gente; y en ningún caso para sostener prácticas y liderazgos decadentes. No formaré parte de clanes y cofradías que envilezcan la noble misión de la política.

Creo que la probidad y la decencia, son atributos indispensables para el servicio público.

Sin ética, la política no es más que una continua farsa que sumerge a la sociedad en la pobreza material, y en la ruina moral y espiritual.

Creo en los procesos históricos, de cambios y transformaciones, positivos.

Vislumbro con optimismo y esperanza un tiempo de encuentro y cooperación entre personas de todos los sectores sociales y políticos, que seguirán trabajando intensamente en la construcción de una Patria, donde el progreso y el bienestar de todos sea una realidad.

En ese espacio plural, con mi inquebrantable adhesión a los postulados del Liberalismo Paraguayo, proseguiré mi carrera, e invito a todos a seguir aportando dedicación y esfuerzo por la grandeza del Paraguay.

 

¨ TODO POR LA PATRIA Y SU GENTE ¨

Ningún Comentario

Deja un comentario