Cristiano Ronaldo: “Mi punto débil es que no sé perder”

No es pavoneo ni pose. Para Cristiano Ronaldo, ser el mejor futbolista del mundo es una estrategia y una actitud vital que le ha ayudado a llegar donde está. Pese a ello, el portugués ha reconocido a Efe que tiene un punto débil: “No sé perder, me cabreo mucho. Grito, digo tonterías y luego lo lamento”.


El tres veces ganador del Balón de Oro y ya máximo goleador de la historia del Real Madrid ha accedido a hablar de sí mismo con un reducido número de periodistas internacionales, entre ellos una de Efe, con motivo del estreno, el 9 de noviembre, del documental “Ronaldo”, producido por Universal.

“Conoce al hombre detrás del mito” es la frase con la que se promociona la película, aunque en realidad solo permite atisbar a un Ronaldo sacrificado, familiar y bastante solitario. Sobre sus relaciones de pareja -el rodaje coincidió con el proceso de ruptura con la modelo Irina Shayk-, ni una palabra.

“Mi padre también era una persona solitaria. Puede ser algo familiar, no sé. Pero no significa que no tenga amigos, por supuesto que los tengo, pero mis amigos de verdad son cuatro o cinco. Eso es lo normal para mí y me gusta que sea así”, explica.

Bajo la dirección de Anthony Wonke, las cámaras siguen al astro del fútbol a lo largo de un año, desde que recoge su segundo Balón de Oro en enero de 2014 -después de tres años seguidos relegado por Messi- hasta que repite la gesta un año después.

En el camino, momentos de gloria, como el cuarto gol de la victoria que marcó en mayo de 2014 en Lisboa, en la final de la Champions League, y reveses como la derrota con la selección portuguesa frente a Alemania en el Mundial, filmada desde los rostros de decepción de sus allegados.

La película hace hincapié en el sacrificio, la resistencia al dolor y la fuerza de voluntad que implica ser CR7 y abre una ventana a su vida cotidiana e íntima, más allá del lujo y la sofisticación que se presupone en uno de los hombres más admirados del planeta.

Aunque también esa abundancia queda en evidencia en momentos puntuales, como cuando el futbolista debe elegir cada mañana con cual de sus carísimos deportivos llevará a su hijo al colegio.

Cristiano Ronaldo “junior”, de 5 años, tiene un especial protagonismo en el filme, en el que se menciona la decisión del futbolista de mantener en secreto el nombre de la madre.

“La experiencia con Cristiano ha sido increíble. Nunca imaginé en mi vida que pudiera cambiarme tanto. Para mí era un sueño tener un hijo joven, con 25 años. Él ha cambiado mi forma de pensar, está siempre conmigo y me apoya”, dice durante la entrevista.

Ronaldo no evita temas espinosos como el alcoholismo de su padre José Dinis Aveiro, fallecido en septiembre de 2005 a consecuencia de su adicción; los problemas de su hermano con las drogas, o la revelación de su propia madre, María Dolores dos Santos, de que fue un hijo no deseado y que incluso intentó abortar.

“Al principio estaba tímido, yo mismo no esperaba que fuera a abrirme de ese modo, pero salió natural, me sentía bien con el equipo de la película”, dice Ronaldo.

Según el futbolista, nacido en Madeira en 1985, la familia es la base de su éxito y si hay un hecho que forjó su carácter fue quedarse solo en Lisboa, a los 11 años, cuando fichó por el Sporting C. de Portugal.

“Fue el peor momento de mi vida pero también creo que ese es el motivo de mi fortaleza mental. Dejé a mis padres, a mi hermano, a mis amigos. Fue muy duro”, subraya.

Sobre su futuro, deja abiertas todas las posibilidades: “Por el momento estoy feliz en el Real Madrid, pero en el futuro quién sabe. Tienes que hacer lo que te haga sentir cómodo y feliz”.

Tanto en el documental como en la entrevista, Cristiano Ronaldo se reafirma constantemente en que la actitud de “ser el mejor” no es simple chulería: “En mi cabeza yo soy el mejor. Y creo que todos deberíamos pensar así de nosotros mismos si queremos conseguir grandes cosas”.

La cuestión es que al final del día, después de relajarse un rato con la natación -“es una forma de meditación”, acuesta en paz consigo mismo. “Duermo bien cada día porque me voy a la cama con mi conciencia tranquila. Pienso que hago feliz a la gente y yo me siento feliz”.

Magdalena Tsanis –  EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario