La noticia surgió a partir de la denuncia de la señora Eustaquia Medina, familiar de una de las supuestas víctimas, a una radio local. Según la mujer, su hermano, otro personal y el administrador del establecimientoAguerito, Cristopher Edwards, habrían sido atacados por desconocidos. Sin embargo, Laura, hermana de Rafael, dijo a Ñanduti que este estaba bien y yendo para su casa. El diario ABC Color señaló que se trataría de un intento de secuestro frustrado. (Ampliaremos)