Santos pide “esfuerzo” para iniciar 2016 con alto el fuego bilateral

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió hoy un “esfuerzo” a los negociadores de paz del Gobierno y las FARC para comenzar 2016 con un alto el fuego bilateral y definitivo que sirva de prolegómeno al final del conflicto armado, que espera firmar antes del próximo 23 de marzo.

“Hagamos ese esfuerzo para que de aquí al 31 de diciembre podamos, por ejemplo, terminar el punto cinco (sobre víctimas), el del fin del conflicto y así poder decretar un cese al fuego bilateral, verificado internacionalmente, a partir del primero de enero”, señaló Santos en un acto oficial en Bogotá.

La respuesta de la guerrilla llegó a través del negociador de paz Rodrigo Granda, alias “Ricardo Téllez”, quien sugirió en su cuenta de Twitter adelantar esa medida a mediados de diciembre.

“Navidad sin temores. Cuando se desea dar algo, se hace en el mejor momento. El 16 diciembre comienzan aguinaldos. ¿Por qué esperar al 1 de enero?”, se preguntó en un mensaje que destacó el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”.

Aunque por el momento solo es una posibilidad, Chile ya ha manifestado su disposición a contribuir en la verificación internacional en su condición de país acompañante del proceso de paz.

“Chile esta disponible para hacer el examen de esa solicitud (de verificación) y tenemos la mejor disposición. Veremos si será con otros, no quiero anticipar, pero la voluntad política de colaborar con la consolidación del proceso de paz por parte de Chile está”, dijo hoy en Bogotá el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Heraldo Muñoz.

El cese bilateral ha sido reclamado en reiteradas ocasiones por la guerrilla para reducir la intensidad del conflicto armado, algo que el Gobierno siempre ha rechazado ante el temor de que esa pausa sirva a los insurgentes para rearmarse.

Sin embargo, la cuestión ronda desde hace meses al Ejecutivo, según comentó el pasado agosto el jefe negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, quien dijo que podría darse siempre y cuando se avanzara bastante en los puntos restantes por debatir, los de víctimas y desarme y desmovilización de guerrilleros.

“Si el horizonte del acuerdo es claro, y se dan las condiciones de seriedad, es posible adelantar ese cese el fuego bilateral e indefinido aún antes de la firma del acuerdo final”, dijo entonces De la Calle, que incluso afirmó que noviembre sería la fecha para decidir si se aplicaba el cese antes del acuerdo de paz.

Sin embargo, no ha sido necesario agotar octubre para que Santos vea posible decretar el alto el fuego bilateral y diga que, al menos de su parte, “existe” la voluntad, por lo que le ha dado “instrucciones a los negociadores” del Gobierno en ese sentido.

Además, a modo de pista, el presidente recordó hoy que “Timochenko” mencionó la posibilidad de “darle un buen regalo de Navidad al país”.

La opción planteada por el mandatario llega en un momento en el que la violencia en Colombia se encuentra en su nivel más bajo en 40 años, según un informe del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) publicado en septiembre.

Este descenso se debe principalmente al alto el fuego unilateral que las FARC iniciaron el pasado 20 de julio, que fue respondido unos días después por Santos con una nueva suspensión de los bombardeos sobre los campamentos de esa guerrilla.

Pese a ello, “Timochenko” alertó hace varios días de que varios operativos militares en áreas en las que están presentes frentes guerrilleros “perturbaban” el cese el fuego insurgente.

Y en las últimas horas cuatro guerrilleros de las FARC murieron en un combate con el Ejército en zona rural en el sur de Colombia.

Casualidad o no, el anuncio de Santos insufla las esperanzas de dar más pasos definitivos hacia el fin del conflicto, que se alcanzará a más tardar el próximo 23 de marzo, según acordaron Santos y “Timochenko” el pasado 23 de septiembre en Cuba.

Ese día se logró, dentro del punto de víctimas, el decisivo acuerdo de justicia transicional que aplicará a los actores del conflicto en el postconflicto, uno de los temas más espinosos de las negociaciones.

A ello se une el histórico pacto del 17 de octubre para buscar a las decenas de miles de desaparecidos en el marco de la contienda, que dura ya más de medio siglo.

Las negociaciones de paz continuarán el lunes 2 de noviembre, cuando las delegaciones seguirán trabajando en el tema de justicia, según fuentes oficiales.

 

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario