Afganistán y Pakistán se abocan a rescate y ayuda tras seísmo

Las tareas de rescate y el envío de ayuda a los damnificados centran hoy los esfuerzos de las autoridades de Afganistán y Pakistán tras el terremoto del lunes, que ha causado ya al menos 300 muertos y unos 2.000 heridos en ambos países.

En Afganistán, las cifras oscilan entre las que facilita el Gobierno, 76 muertos y 268 heridos, y los datos que manejan las autoridades locales, que suman 94 fallecidos y 345 lesionados por el seísmo que, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), tuvo una intensidad de 7,5 grados en la escala de Richter.

El portavoz de la Jefatura del Ejecutivo afgano, Javid Faisal, indicó a Efe que más de 4.000 viviendas han sido devastadas por el terremoto, ocurrido a las 13.30 hora local (9.00 GMT) en Badakhshan, provincia del noreste fronteriza con Tayikistán, China y Pakistán.

Badakhshan, Takhar (noreste), Baghlan (norte) y Nuristan, Laghman, Nangarhar y Kunar (en el este) son las más afectadas.

En esta última, Kunar, con 42 muertos y 76 heridos, es en la que más víctimas se han registrado, indicó a Efe el jefe de la Policía de esa provincia, Abdul Habib Saydkhil.

Las fuentes locales también cifran en 5.370 las viviendas destruidas como consecuencia del terremoto, especialmente en Badakhshan, donde según el gobernador en funciones, Shah Waliullah Adib, hay 2.700 casas destruidas, mientras que en Kunar la cifra es de 2.100.

En un inusual comunicado, los talibanes pidieron hoy a las organizaciones humanitarias y a los “países ricos” que “no escatimen” en ayuda a las víctimas del seísmo, muchas de ellas en zonas bajo control o disputadas por los insurgentes.

“El Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) pide a todas las organizaciones humanitarias y a los países ricos que no escatimen en ayudas a las víctimas del terremoto con refugios, alimentos y medicinas”, afirmaron los insurgentes en un comunicado.

En Pakistán las autoridades elevan el número de muertos a 231 y a 1.652 el de heridos mientras tratan de desplegar los equipos de ayuda en las zonas más afectadas, fundamentalmente en las provincias fronterizas.

“Equipos médicos y de rescate ha podido llegar ya a algunas de las áreas afectadas, aunque hay otras muchas zonas a las que no han podido acceder debido a las dificultades del terreno”, explicó hoy a Efe el portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA) de Pakistán, Ahmed Kamal.

Según la fuente, el Gobierno ha enviado hasta ahora un helicóptero, un hospital móvil, 2.000 mantas y el mismo número de tiendas de campaña y esterillas a la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, fronteriza con Afganistán y la zona paquistaní más afectada por el terremoto.

Kamal explicó que en esa provincia se ha producido el mayor número de muertos y heridos: 184 y 1.456, respectivamente, cifra que junto con los registrados en el resto del país eleva a 231 los fallecidos.

En las áreas tribales de administración federal (FATA), la otra zona más afectada por el seísmo en Pakistán y fronteriza también con Afganistán, fallecieron 32 personas y 90 resultaron heridas.

La Oficina de Información del Ejército paquistaní (ISPR) indicó que se han despejado 27 de los 45 deslizamientos de tierras que afectaron la estratégica autopista Karakoram que conecta al país con China.

Además, señaló que se ha incrementado un 30 % la capacidad de los hospitales militares que brindan atención a la población civil.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, viajó hoy a Shangla, en el noroeste, para conocer de primera mano la situación de la población que sufrió el embate del temblor.

En la India, el terremoto dejó ayer dos muertos y dos heridos, en el noroeste del país en incidentes relacionados con el sismo.

El movimiento telúrico, que sacudió el Hindukush, una zona montañosa que forma parte de la cordillera del Himalaya y que comparten Afganistán y Pakistán, ha sido acompañado en las siguientes horas de 7 réplicas de entre 4,1 y 4,8 grados. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario