Un hombre libre y de buenas costumbres

Blogero, escritor, Chileno de nacimiento y Paraguayo por adopción...por siempre un aprendiz....

Roma, 80  (A.D.):

 

La imagen era apoteósica, el general victorioso luego de acampar por varios días fuera de la ciudad eterna, era llevado en el carruaje del emperador a recorrer la ciudad y de esa forma recibir la bienvenida y agradecimiento de todos los habitantes.

El derroche popular era total, ataviados con sus mejores ropas; hombres, mujeres y niños salían a recibir con flores, música y cantos al soldado que había regresado después de una campaña exitosa trayendo consigo grandeza y victoria para el imperio.

Extasiado hasta más no poder de este “baño” de agradecimiento social, el general romano con su ego hinchado al máximo y su mirada perdida al infinito era interrumpido cada cierto tiempo por un esclavo que parado detrás de él y sosteniendo sobre su cabeza una corona de laureles, le repetía al oído la siguiente exclamación:

“RESPICE POST TE, HOMINEM TE ESSE MEMENTO…”, lo cual traducido es: “¡Mira tras de ti! Recuerda que eres solo un hombre” (y no un Dios).

 

cesar en triunfo

 

Paraguay, 2015 (E. V.):

 

Horacio Cartes ya ha cumplido más de dos  años como presidente y después de su victoria electoral con una actitud narcisista hasta mas no poder ha demostrado una y otra vez que su visión gobernante se ha visto con falta de ideas e iniciativa algo que se refleja principalmente al abrir la boca, afirmando con ello que el control de lo más básico como es el habla no forma parte de él.

Frases poco felices y que sin duda quedarán en la galería de aquellas para el bronce:

Como olvidar por ejemplo:

“Paraguay es fácil, es como una mujer bonita…”

¿Qué debemos entender con eso? ¿Qué todas las mujeres bonitas que Cartes conoció o conoce son fáciles?

O la famosa:

¿Te sacó la novia o qué…?La cual dijo en un evidente arrebato de “machismo alfa” sosteniendo así que una mujer al igual que un objeto puede ser obtenida o quitada sin que esta tenga la capacidad de decidir o participar en este hecho, es decir un mero objeto decorativo

 

images (2)

Sin embargo el problema mayor y que aún persiste es la gente que rodea al actual presidente y que constantemente le están señalando cuan inteligente, exitoso y brillante es, un grupúsculo de aprovechadores que son una nueva especie de “Urreros 3.0”, pseudos politiqueros que con una desesperación avergonzante se pelean por colgarse de uno de los pezones de esta gran ubre llamada estado Paraguayo.

Por ello es necesario y urgente que busque no un esclavo sino un “Hombre libre y de buenas costumbres” quien cada cierto tiempo le recuerde que él está al servicio del país y que es simplemente el primero entre sus iguales.

Debiendo eliminar todo sentimiento de superioridad y animándole el hecho que está a la orden de sus prójimos. Entendiendo que esa larga carrera llamada perfección no tiene llegada, pero se le llama perfecto a quien se aproxima.

Un hombre libre y de buenas costumbres porque este está despojado del embeleso aplauso y los apetitos del dominio.

Horacio debe tener la disposición a la compasión, ya que compadecerse significa la capacidad de sentir lo mismo que el otro.

Por ejemplo; él debe poder sentir e  imaginar lo que es un viaje en bus desde Asunción a Capiatá o viceversa en horario punta e intentar llegar a fin de mes cuando ya no hay nada más que llevar a la casa de empeño.

Cartes ha creado una brecha entre los que gobiernan y los “otros”, entre los superiores y los inferiores, entre dominados y sometidos y es ahí donde las palabras de Jesús El Cristo aún resuenan:   “….Amaos los unos a los otros”.

A excepción de las distinciones que nos confiere la virtud y el talento, todos somos iguales ante la gran ley de la vida.

Horacio Cartes, desde Chile al final del mundo te invito a cambiar, aún estas a tiempo, tienes las herramientas para llevar a tu país, uno de los más bellos del mundo a ser protagonista del progreso de américa latina.

Y mientras tanto busca y acércate a un: “Hombre libre y de buenas costumbres

Ningún Comentario

Deja un comentario