Más de 200 osos fueron cazados en el primer día de la temporada en EE.UU.

Más de 200 osos fueron cazados en la primera fecha de la temporada de esa actividad en Florida (EE.UU.), estado en donde esta práctica se mantuvo prohibida durante 21 años, confirmaron hoy las autoridades locales.

De acuerdo con la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida (FWC), este sábado, cuando se dio inicio a la temporada de siete días de caza controlada, fueron abatidos un total de 207 osos en este estado.

El número supone una cifra cercana al límite de 320 osos establecido para todo Florida, e incluso en dos de los cuatro distritos de cacería fijados por FWC se alcanzaron los topes permitidos solo en la jornada de ayer y no se permitió una segunda fecha de caza.

En el sur y el norte del estado se ha mantenido la caza hoy y las autoridades locales vigilarán el número de animales cazados hasta que se cumplan la cuota, tras lo cual la temporada de este año quedará cerrada.

De acuerdo con la institución, para esta temporada se emitieron un total de 3.778 permisos en todo el estado, cada uno de los cuales otorga la posibilidad de matar a uno de estos plantígrados, y cuya venta dejó un monto de 376,900 dólares a las arcas de FWC.

La FWC aprobó el pasado mes de junio una medida que permite la caza controlada de osos por un periodo de siete días, y que despertó el rechazo de ambientalistas y grupos para la protección de animales.

A lo largo de este fin de semana, muchos de ellos se han acercado hasta las estaciones de la FWC para manifestar su oposición con el término de la normativa que prohibía la caza de osos en Florida desde el año 1994.

“Pienso que es inmoral matar un oso”, señaló Jim Woodard, de Miami, en declaraciones al periódico local Sun Sentinel.

Woodard es uno de los opositores a la caza de osos que en estos días se apostaron en las 33 estaciones dispuestas por la FWC para vigilar que no se sobrepasen la cuotas fijadas.

A pesar de la oposición de los ambientalistas, el verano pasado la institución aprobó por mayoría dar luz verde a la puesta en marcha de la temporada de caza de osos, con el fin frenar los “encuentros entre osos y seres humanos”, que han crecido un 400 % en los últimos años, según destacó.

Los “encuentros” entre plantígrados y personas se han multiplicado sobre todo en el centro de Florida, donde la población de osos se ha duplicado desde 2002, lo que dio pie en los últimos años a un incremento de denuncias de ataques con heridos. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario