La “época de oro” del cine erótico brasileño busca recuperar su espacio

La “época de oro” del cine erótico brasileño, que tuvo su auge entre los años 70 y 80, busca recuperar su espacio con la restauración de las salas y el rescate de sus memorias en la literatura de la actriz y fotógrafa brasileña Noelle Pine, que presentará este lunes en Sao Paulo un nuevo libro.

Pine, junto a otros actores y directores de la época, encabeza una campaña para la recuperación de la conocida ‘Boca do Cinema’, una zona en el centro de Sao Paulo que acogió la salas del cine erótico y después se degradó para convertirse en la llamada ‘Cracolandia’, uno de los puntos con más drogadicción en la ciudad.

El nuevo lanzamiento de ‘Luz, cama, ação! Hollyboca’ y el estreno de ‘Bicho homen: A caixa de segredos’, que serán presentados este lunes en la Facultad de Bellas Artes de Sao Paulo “son un puente para que las nuevas generaciones conozcan ese lado del cine que no pudieron ver”, comentó Pine a Efe.

Musa del cine erótico y del teatro brasileño de los años ochenta, Pine después se radicó en España, país donde vivió durante 18 años y en el que desarrolló su carrera como fotógrafa.

La autora, que participó en España del ‘reality show’ Gran Hermano, consiguió el respaldo del director español Pedro Almodóvar en su iniciativa junto al periodista Rafael Spaca de “revitalizar” la calle Triunfo, una de las principales cunas de la comedia erótica, conocidas en Brasil también como “pornochanchadas”.

La actriz, una de las pioneras de los ensayos fotográficos sensuales para mujeres comunes en Brasil, cuenta en los libros de la Editora Laços su experiencia personal en ese género del cine, en la que además de rescatar la historia aborda temas polémicos y complejos desde un punto de vista más íntimo.

“En un mundo que se dice muy civilizado, en el que la tecnología revolucionó nuestra forma de ver el mundo y sacar provecho de él, el ser humano todavía se contradice tomando actitudes nefastas y contrariando todo lo que él mismo desarrolla”, apuntó la autora. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario