Iglesia católica pide acuerdo vinculante en la cumbre sobre el clima

Representantes de la Iglesia católica de todo el mundo firmaron hoy un llamamiento en el que instan a los países que participarán en la cumbre sobre el clima (COP 21) de París, el próximo diciembre, a trabajar para la aprobación de un acuerdo vinculante.

Los presidentes de las Conferencias Episcopales de cada continente y de los Patriarcas de Oriente presentaron hoy en el Vaticano este documento “dirigido a aquellos que negociarán la COP 21 en París” y en el que se insta “a que trabajen para la aprobación de un acuerdo sobre el clima que sea justo, legalmente vinculante y motor de un verdadero cambio”.

Es esencial, añaden, que “las negociaciones desemboquen en un acuerdo aplicable que proteja nuestro hogar común y todos sus habitantes”.

El documento incluye las diferentes recomendaciones que figuran en la encíclica del papa Francisco “Laudato Si” sobre la protección del medioambiente y recalca que “el desarrollo sostenible debe incluir a los pobres”.

“La Iglesia, al tiempo que lamenta el dramático impacto del rápido cambio climático en los niveles del mar, los fenómenos meteorológicos extremos, el deterioro de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad, también es testigo de cómo (…) está afectando, mayoritariamente de forma negativa, a las comunidades y a los pueblos vulnerables”, escriben en este llamamiento.

Los representantes de la Iglesia católica defienden que “estudios científicos fiables sugieren que la aceleración del cambio climático es el resultado de la actividad humana desenfrenada, obsesionada por un determinado modelo de progreso y desarrollo”.

Y como en la encíclica, abogan por “una reducción drástica de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases tóxicos”.

“Nos unimos al Santo Padre en su exhortación para que se consigan avances importantes en París, con vistas a alcanzar un acuerdo global y transformador que cuente con el apoyo de todos, y que esté basado en los principios de solidaridad, justicia y participación”, añaden.

Los firmantes instan a la COP 21 a alcanzar “un acuerdo internacional que limite el aumento de la temperatura global a los parámetros actualmente sugeridos por la comunidad científica mundial para evitar impactos climáticos catastróficos, especialmente en las comunidades más pobres y vulnerables”.

El documento presenta además diez propuestas, una especie de decálogo, para que se tengan en cuenta en la conferencia de París, que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Entre estas, “explorar nuevos modelos de desarrollo y estilos de vida que sean compatibles con el clima, combatan la desigualdad y saquen a los pobres de la miseria”.

Y otras como “poner fin a la era de los combustibles fósiles, eliminar de forma gradual las emisiones de combustibles fósiles y proporcionar un acceso a la energía renovable que sea asequible, fiable y seguro para todos” y “garantizar el acceso de todos al agua”.

Entre las propuestas, indican “establecer hojas de ruta claras sobre cómo los países deberán cumplir sus compromisos financieros adicionales, coherentes y previsibles, de forma que se garantice una financiación equilibrada de las acciones de mitigación y de las necesidades de adaptación”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario