Argentina refuerza los controles para las elecciones presidenciales

Mientras ultima los controles para asegurar la transparencia en las elecciones, Argentina vive hoy la segunda jornada del periodo de reflexión para los comicios generales que se realizarán mañana.

Serán las elecciones “más controladas de la historia” de Argentina, según palabras del titular de la Dirección Nacional Electoral, Alejandro Tullio.

Varias iniciativas serán puestas en marcha este domingo, algunas oficiales y otras desde la sociedad civil, como una aplicación impulsada por organizaciones no gubernamentales para teléfonos móviles que permitirá denunciar cualquier tipo de irregularidad de la votación.

También se estrenarán medidas de seguridad resueltas por la Justicia electoral, como un control mayor en los cuartos oscuros (espacios reservados para que el votante elija entre los distintos candidatos) para evitar el robo de papeletas, una de las principales problemáticas denunciadas por los partidos.

La Cámara Nacional Electoral permitió también que voluntarios de los partidos controlen los centros de recepción y transmisión de los telegramas para el escrutinio provisional y difundió en forma temprana los datos de las autoridades de las mesas de votación.

Mientras tanto, los candidatos a la Presidencia viven este periodo de reflexión con una agenda que incluye a familia y amigos, y, en algunos casos, visitas a centros partidarios para controlar los preparativos para mañana.

La legislación argentina prevé una veda electoral durante las 48 horas previas a los comicios, en las que no se pueden realizar actos públicos de proselitismo, difundir avisos de campaña en medios impresos, radio o televisión, ni organizar espectáculos públicos.

Además, está prohibido difundir sondeos o proyecciones sobre el resultado de la elección, y no se podrá vender bebidas alcohólicas desde la medianoche de hoy hasta tres horas después del cierre de los comicios, previsto para las 18:00 hora local del domingo (21:00 GMT).

La veda no rige para las redes sociales, no incluidas en la ley electoral en forma expresa.

Unos 32 millones de argentinos están convocados mañana a las urnas para elegir presidente, once gobernadores provinciales y renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, además de votar por primera vez a los parlamentarios del Mercosur.

Además, del millón de argentinos que se encuentran en otros países, solo 40.000 están habilitados para sufragar, tras haber realizado los trámites correspondientes en embajadas o consulados.

La mayor parte de ellos están en España y Estados Unidos y podrán votar con una boleta única que incluye a todos los candidatos, mientras que en Argentina se utiliza una papeleta para cada fuerza. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario