Eslovenia recibe 12.600 refugiados en un día y pide ayuda

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, visita hoy Eslovenia, que ha solicitado ayuda a la Unión Europea (UE) después de registrar el miércoles la llegada de 12.600 refugiados, una oleada migratoria que desborda la capacidad de gestión del pequeño país balcánico.

Según datos oficiales eslovenos, el miércoles entraron en Eslovenia unos 12.600 refugiados, la mayoría de ellos procedentes de zonas en conflicto de Oriente Medio, informó la agencia pública de noticias STA.

Desde que el pasado sábado Hungría sellase su frontera con Croacia han llegado a Eslovenia, de menos de dos millones de habitantes, unos 40.000 refugiados en su camino hacia Europa Occidental.

Según anunció el presidente esloveno, Borut Pahor, las autoridades eslovenas considerarán hoy en Liubliana con Avramopoulos la llegada de fuerzas policiales europeas a las fronteras eslovenas y ayuda financiera para gestionar la situación.

La ministra eslovena del Interior, Vesna Györkös Znidar, aseguró anoche en un programa de televisión que ya habían solicitado apoyo policial a otros países europeos.

“Eslovenia ya ha solicitado a otros Estados miembros de la UE unidades de la policía”, dijo Znidar a la televisión pública eslovena “TvSlo”.

Eslovenia aprobó el miércoles el uso del Ejército en el control de la frontera y hoy se espera que autorice la contratación de policías jubilados para mantenerlos en la reserva.

Entretanto la marea humana de miles de refugiados no se detiene y en las últimas horas unas 5.000 personas han cruzado la frontera Eslovena procedentes de Croacia cerca del paso fronterizo de Harmica-Rigonci, informó la agencia de noticias eslovena STA.

Croacia asegura que el miércoles entraron en el país unos 6.000 refugiados, una cifra similar a la de los días anteriores y sensiblemente inferior a la que Eslovenia asegura recibir en las últimas jornadas.

Eslovenia también sostiene que Austria absorbe cada vez menos refugiados, de modo que los centros de acogida eslovenos en este momento se encuentran abarrotados con 10.280 personas, según datos oficiales recogidos por STA.

“Nos esforzamos mucho por acordar con Austria un mayor tránsito de refugiados a ese país, pero es probable que Austria deje de recibirlos”, dijo la ministra del Interior eslovena anoche en “TvSlo”.

Austria ha negado que obstaculice la llegada de refugiados y afirma que se limita a establecer controles en su frontera.

Las autoridades austríacas abrieron hoy la frontera en el puesto de Spielfeld, fronterizo con Eslovenia, por donde han entrado unas 2.000 personas que se agolpaban ante ese paso.

La Policía austríaca ordenó abrir el puesto y aliviar la situación debido al control de entradas para evitar una situación que pudiera ocasionar heridos, según indicó un portavoz de las fuerzas de seguridad.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario