El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hizo hoy en Ramala una condena tajante de los asentamientos judíos, y pidió rebajar la tensión de las últimas tres semanas.