Continúan los operativos para dar con el paradero de “El Chapo” Guzmán

Efectivos de la Marina de México, con apoyo de fuerzas estatales, continúan realizando operativos simultáneos en diferentes puntos del convulsionado estado noroccidental de Sinaloa en procura de encontrar al narcotraficante más buscado del mundo.

En la zona sur se registró movilización en el Aeropuerto Internacional de Mazatlán, donde un helicóptero militar aterrizó.

Se especulaba en medios locales que la aeronave trasladaba un herido, pero esa información aún no fue confirmada.

Horas más tarde, ayer, en Culiacán, capital de Sinaloa, situada en la parte central del estado, se efectuó un despliegue militar en la colonia Chapultepec, donde vehículos blindados cerraron calles e impidieron la circulación. De la operación participaron agentes de la Procuraduría General de Justicia (fiscalía) de Sinaloa.

Hasta el momento no se han dado a conocer resultados de este operativo.

En el municipio de Cosalá, también en la zona centro y donde se encuentran más de mil desplazados que han huido de Tamazula, estado de Durango, a causa de las operaciones militares en busca de Guzmán, elementos de la Marina continúan vigilando los caminos.

Hasta el momento, no hay información de detenidos ni decomisos durante las movilizaciones.

El gobierno confirmó el viernes pasado a través de un escueto comunicado que Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, resultó herido a causa de las operaciones que las instituciones de seguridad realizan para capturarlo.

Sin precisar muchos detalles sobre dónde o cuándo se produjo este operativo, el comunicado firmado por varias instituciones de seguridad del país señaló que las lesiones sufridas por el capo “no fueron producto de un enfrentamiento directo”.

Como consecuencia de las acciones de búsqueda y para evitar su aprehensión, “en días recientes el prófugo realizó una huida precipitada, que de acuerdo con la información recabada le causó lesiones en una pierna y en el rostro”, apuntó el comunicado.

Guzmán, gracias a ayuda interna y externa, se fugó el pasado 11 de julio de la prisión de máxima seguridad Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez del central Estado de México, a través de un túnel de kilómetro y medio que conectaba su celda con una casa a medio construir fuera del perímetro de la cárcel, en un episodio que causó conmoción mundial y potenció el desprestigio del presidente Enrique Peña Nieto, todavía golpeado por la irresuelta desaparición de 43 estudiantes hace más de un año.

En el comunicado las instituciones de seguridad recordaron el viernes que desde que Guzmán se evadió se puso en marcha “una estrategia coordinada con el objetivo de lograr su recaptura e insistió en que el Gabinete de Seguridad continúa realizando todas las acciones que permitan lograr la reaprehensión de este delincuente”.

“Como parte de estos esfuerzos y derivado del trabajo de inteligencia e intercambio de información con agencias internacionales, se han realizado operativos en todo el país, mismos que en las últimas semanas se han focalizado en la región noroeste del territorio nacional”, señalaron.

Esta zona es conocida como el “triángulo dorado”, la forman los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua, y es una codiciada región para los carteles del narcotráfico, ya que está considerada como el área de mayor producción de amapola y marihuana en México. Telám.ar

Ningún Comentario

Deja un comentario