Una ‘Línea del tiempo’ que recorre el arte paraguayo con valiosas obras

Mediante donación privada, la exposición fue asegurada por un valor de casi 300 mil dólares, considerando las obras que la componen. También se presentó este lunes el proyecto del Centro de Eventos ‘Nanawa’, como propuesta de sede bienalista de cara al río.

En la mañana de este lunes 19 de octubre, a las 11:00, tuvo lugar la apertura oficial de la exposición “Línea del tiempo”, en el Hall del Congreso de la Nación (Avda. de la República y 14 de Mayo). La actividad forma parte de la Bienal Internacional de Arte de Asunción (BIA 2015).

La colección reúne obras de prominentes artistas nacionales, recorriendo una imaginaria línea del tiempo. “La idea es, para que esta Bienal de Asunción esté completa, hacer una pequeña retrospectiva del arte paraguayo, a partir de los grandes maestros: Wolf Bandurek, Jaime Bestard, Ignacio Nuñez Soler, Roberto Holden Jara, a más del grupo Arte Nuevo, representado por Josefina Plá, Edith Jiménez, Olga Blinder y toda esa escuela que inició. Tenemos maestros grabadores como Livio Abramo, Miguela Vera y Jacinto Rivero. También se expone la parte más vanguardista donde aparece Carlos Colombino. Entre los novísimos tenemos representantes como Enrique Careaga. Entonces la idea es mostrar la evolución de nuestro arte a partir del 1900, con distintas técnicas”, señaló Osvaldo González Real, curador de la BIA 2015.

Estuvieron presentes en la apertura, Margarita Morselli, directora general del CCR El Cabildo y presidenta de la BIA 2015; el curador Osvaldo González Real, Carmen Zambrini, directora ejecutiva de la BIA 2015,; y los ejecutivos que representan a las empresas que, mediante un convenio, donaron el seguro que permitió garantizar la valiosa muestra.

La colección reúne obras de prominentes artistas nacionales, recorriendo una imaginaria línea del tiempo

La colección reúne obras de prominentes artistas nacionales, recorriendo una imaginaria línea del tiempo

Se trata de Luis Fiore, de Karamegua Antigüedades; Ignacio Giusti, en representación de Sancor Seguros, y Richard Longstaff, de AIB Seguros. Las obras presentes en “La línea del tiempo” fueron aseguradas por un valor de 300 mil dólares, por el tiempo que dure la Bienal y la exposición en el Hall del Congreso.

“La mayoría de las compañías de seguros tiene reticencias a hacer este tipo de acuerdos, porque implica un riesgo muy grande, no solo en cuanto a robos, también en cuanto a daños que puedan sufrir las obras. Pero encontramos a la empresa Sancor y su filial en Paraguay la AIB; y a través de Karamegua, lo aseguramos. El costo del seguro lo entregan como donación a la Bienal de Asunción”, explicó Margarita Morselli.

La presidenta de la BIA 2015, entregó a los representantes de las empresas, como un gesto de agradecimiento, medallas recordatorias de la Bienal Internacional de Arte de Asunción. La obras expuestas en “La línea del tiempo” pertenecen a coleccionistas privados, en su mayoría, que de este modo se prestaron a colaborar para concretar la representativa muestra.

“Nanawa”, proyecto de sede bienalista

A las 11:30, en el Salón Auditorio del Centro Cultural de la República El Cabildo (Avda. de la República esq. Alberdi) se realizó la presentación del proyecto del “Centro de Eventos Metropolitanos Nanawa”, que se proyecta constituir en un espacio bienalista para las próximas ediciones de la Bienal de Arte de Asunción.

También se presentó este lunes el proyecto del Centro de Eventos “Nanawa”, como propuesta de sede bienalista de cara al río

También se presentó este lunes el proyecto del Centro de Eventos “Nanawa”, como propuesta de sede bienalista de cara al río

El espacio nace con un propósito tanto social como artístico, de la mano de los arquitectos de la Organización Aqua Alta. A los efectos de clarificar el proyecto se habilitó una maqueta –en uno de las salas de El Cabildo- proyectada sobre una superficie de agua, que permite apreciar la obra desde diversos ángulos.

El concepto aplicado por los arquitectos que forman parte del colectivo alude a un bosque, consistente en diferentes estructuras que pueden anexarse en la medida en la que se logren formas de financiamiento del proyecto, que está pensado para ser realizado en etapas.

“Queremos que este espacio sirva de sede para las bienales futuras. Sería el río, el lugar de convocatoria principal para Asunción. Trabajamos en este caso con el Municipio de Nanawa que nos habilitará un predio municipal frente a a Itá Pytã Punta”, manifestó el arquitecto Javier Corvalán en representación del colectivo Aqua Alta.

La idea es que la estructura también sirva de refugio para los pobladores ribereños de la zona en caso de inundación. Se calcula que unas cincuenta familias habitan en los alrededores.

“Quiero agradecer a los miembros del colectivo Aqua Alta por traer una idea poderosa y enriquecedora para nuestra Bienal de Asunción. En este caso se habla de juntar lo artístico con lo ambiental y lo social”, remarcó Margarita Morselli. A continuación la presidenta de la BIA 2015 y directora general del CCR El Cabildo, entregó a los representantes de Aqua Alta, medallas recordatorias de la Bienal Internacional de Asunción.

Ningún Comentario

Deja un comentario