Obama prepara terreno para levantar sanciones si Irán cumple acuerdo nuclear

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ordenó hoy iniciar los preparativos para el levantamiento de las sanciones a Irán, pero subrayó que eso no ocurrirá hasta que se haya verificado que ese país cumple sus compromisos dentro del histórico sobre su programa nuclear alcanzado en julio.

“Tengo confianza en los extraordinarios beneficios para nuestra seguridad nacional y la paz y seguridad mundial que vendrán con la implementación exitosa del JCPOA (sigla en inglés del acuerdo)”, destacó Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

En un memorando paralelo, dirigido a sus secretarios de Estado, Tesoro, Comercio y Energía, Obama ordenó “comenzar los preparativos para poner en marcha los compromisos” asumidos por Estados Unidos dentro del pacto nuclear, “incluyendo el alivio de las sanciones”.

Pero ese alivio llegará, como aclaró Obama, cuando el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) “haya verificado que Irán ha completado todos” sus compromisos nucleares.

Como recordó el presidente estadounidense, esos compromisos incluyen la “eliminación de miles de centrifugadoras e infraestructura asociada” y la reducción de las reservas de uranio enriquecido de Irán.

“Junto con nuestros socios, ahora debemos centrarnos en el trabajo crucial de la plena aplicación” del acuerdo, que “aborda nuestras preocupaciones sobre el programa nuclear de Irán”, señaló Obama.

El acuerdo alcanzado en julio por el G5+1 (EE.UU., Reino Unido, Rusia, China y Francia más Alemania) con Irán busca controlar las actividades nucleares de ese país para que no logre desarrollar un arma atómica, a cambio de levantar las sanciones internacionales que ahogan su economía.

El anuncio de Obama se produjo en un día clave, ya que este domingo fue la fecha fijada por las partes cuando se alcanzó el acuerdo en julio para dar inicio a la aplicación formal de los compromisos.

La Unión Europea (UE) también dio hoy un paso más hacia el levantamiento de las sanciones económicas y financieras contra Irán con la adopción del marco legislativo que regulará esa medida, que no se aplicará, como en el caso de EE.UU., hasta que se haya comprobado que el régimen iraní ha cumplido sus compromisos.

El pasado 31 de julio, el Consejo de la UE ya aprobó derogar algunas sanciones, relacionadas con el envío de tecnologías nucleares, en el marco de la aplicación del acuerdo.

Según un comunicado conjunto publicado hoy de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el titular de Exteriores iraní, Javad Zarif, este lunes tendrá lugar la primera reunión a nivel de directores políticos de la “comisión conjunta” formada por el Grupo 5+1 e Irán.

La misión de esta comisión es hacer un seguimiento de la implementación de los compromisos nucleares derivados del acuerdo.

Por su parte, Irán anunció hoy que el protocolo adicional que le obliga a aceptar inspecciones más exhaustivas y sin previo aviso de sus instalaciones atómicas entrará en vigor en cuanto se aplique el acuerdo y se levanten las sanciones.

El protocolo adicional del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) es una medida voluntaria que da a los inspectores más autoridad para controlar el programa atómico de un país, y el OIEA lleva años pidiendo a Irán que lo aplique para despejar las dudas sobre si sus esfuerzos atómicos tienen un fin militar.

El éxito del acuerdo con Irán es una prioridad de la política exterior de Obama, quien se ha enfrentado por este asunto con la oposición republicana en EE.UU., que argumenta que se ha firmado “un mal pacto” que no evitará que los iraníes logren fabricar una bomba nuclear.

Pese a su oposición al pacto, los republicanos no lograron los apoyos necesarios en el Congreso de EE.UU. para votar una resolución de rechazo.

La orden de Obama para allanar el camino al levantamiento de sanciones lleva en un momento de tensiones con Irán por su papel en la guerra en Siria y por su reciente prueba de un nuevo misil balístico.

Pero, al igual que mantuvo durante las negociaciones nucleares, Obama insistió el viernes en que esas preocupaciones y el acuerdo son independientes.

El acuerdo nuclear “resuelve un problema específico”, que es tratar de garantizar que Irán no desarrolle un arma atómica, pero no “el amplio rango de asuntos donde tenemos grandes diferencias” con ese país, argumentó entonces Obama.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario