Muere eritreo en Israel al ser confundido con agresor

Un inmigrante eritreo que se encontraba en estado crítico por disparos de un guardia de seguridad, al ser confundido con un agresor en el atentado ocurrido ayer en la ciudad israelí de Beersheva, falleció hoy a causa de la gravedad de las heridas, informó el Hospital Soroka de esa localidad.

El centro médico identificó a la víctima como Mila Binsamo, de 26 años, que sucumbió a las heridas de bala después de que un palestino armado con una pistola y un cuchillo asaltara la estación central de autobuses de esa ciudad y matara a un soldado e hiriera a una decena de personas.

Durante el ataque, personal armado de seguridad en el edificio confundió a Binsamo con un segundo agresor y le dispararon, hiriéndole en la parte superior del cuerpo.

Posteriormente el hombre fue rodeado por varias personas que igualmente creyeron que era un atacante y fue severamente golpeado, lo que agravó aún más su estado.

El Ejército israelí confirmó de madrugada que un soldado fue la primera víctima mortal del atentado que ayer se registraba en el atentado, en el que el atacante palestino murió por disparos.

El suceso ocurrió alrededor de las 19.30 hora local (16.30 GMT) cuando el palestino -Asim Al-Araj, de 20 años y natural de Jerusalén Este, según el Centro Palestino de Información-, consiguió burlar el control de seguridad y entrar armado en la estación.

La Estrella Roja de David, equivalente en Israel a Cruz Roja, dijo que de los ocho heridos de bala hospitalizados hay dos en estado grave y seis con heridas moderadas.

Desde Gaza, los movimientos islamistas Hamás y Yihad Islámica y otras cuatro facciones palestinas se felicitaron por el ataque, que consideraron una “respuesta natural a los crímenes diarios de la ocupación (Israel) contra los palestinos”.

Además del inmigrante eritreo, ocho israelíes han muerto en la última ola de ataques palestinos desde el 1 de octubre, mientras que fallecieron 43 palestinos, cerca de la mitad de estos autores de ataques consumados o frustrados y de varios casos en los que las versiones son contradictorias.

La ola de violencia, con más de una treintena de ataques palestinos, la mayoría con arma blanca y 15 de los cuales se produjeron en Jerusalén, ha llevado la Gobierno de Benjamín Netanyahu a tomar medidas de excepción, entre ellas el despliegue de fuerzas militares en Jerusalén.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario