Canciller chileno lamenta “clima enrarecido” con Bolivia

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, lamentó que las relaciones bilaterales con Bolivia atraviesen por un “clima enrarecido” ocasionado, a su juicio, por una “política del insulto” del presidente de Bolivia, Evo Morales, publica hoy el diario boliviano El Deber.

En una entrevista con ese matutino, Muñoz calificó de “mucho menos de lo que sería deseable” el estado de las relaciones entre la mandataria de su país, Michelle Bachelet, y el presidente Morales.

“La política del insulto y la descalificación por parte del presidente Morales, sumada a una demanda unilateral ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, nos tienen en un clima bilateral enrarecido. Lamentable”, señaló el ministro chileno.

A su juicio, su país y Bolivia se han sentado “varias veces a conversar de buena fe” sobre la reclamación boliviana de que Chile le restituya el acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra de fines del siglo XIX.

“Lo que sucede es que Bolivia no puede pretender imponer una fórmula contraria a la integridad territorial de mi país. Por lo demás (…) la mayor parte de las veces que ambos países han conversado, no se ha llegado a un acuerdo por circunstancias internas de Bolivia; no por culpa de Chile”, sostuvo.

Bolivia y Chile no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis de 1975 a 1978, por la falta de solución al reclamo boliviano.

Con su demanda planteada en 2013 ante la CIJ Bolivia busca que el tribunal de Naciones Unidas emita un fallo que obligue a Chile a negociar en firme su reclamación marítima.

El mes pasado, la corte rechazó un recurso chileno y se declaró competente para analizar el tema de fondo de la demanda boliviana, fijando, además, el 25 de julio de 2016 como fecha límite en la que Chile debe entregar sus argumentos escritos en el caso.

Muñoz insistió en que el fallo de la CIJ limitó la demanda boliviana al haber dejado fuera la “petición principal que a Chile se le impusiera una obligación de negociar con un resultado predeterminado”.

Según el canciller chileno, los múltiples “ámbitos de colaboración e integración posibles entre ambos países” se han visto “afectados” por la demanda boliviana ante la CIJ, que calificó de “un error”.

Insistió en que mediante el diálogo se podrían mejorar las condiciones de acceso al mar para Bolivia, pero acusó al país andino de no estar dispuesta a dialogar ni a normalizar las relaciones.

“Difícilmente se puede entablar un diálogo cuando un país se resiste a restablecer relaciones diplomáticas, imponiendo condiciones inaceptables, y cuando existe una campaña comunicacional de ofensas en contra de nuestro país y nuestro Gobierno en todos los foros imaginables. Así no se avanza, se retrocede”, indicó.

Sobre la polémica que se armó en torno a la invitación que le hizo el Gobierno boliviano para una entrevista con la televisión estatal de este país en, Muñoz dijo que “nunca” aceptó viajar a Bolivia, pero sí accedió a ser entrevistado.

Agregó que el solicitante de la entrevista “no puede pretender imponerle a quien se desea entrevistar las condiciones del dónde, cómo y cuándo”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario