Dos asaltantes brasileños fueron encontrados culpables y condenados a guardar reclusión penitenciaria por 6 años. El fallo, derivado de un juicio oral que terminó en esta semana, recayó en Robison Díaz Núñez y Carlos Dos Santos Nunes, quienes respondieron a la acusación que, por robo agravado, la formuló la fiscal Carolina Rosa Gadea.

La citada agente del Ministerio Público en la audiencia pública pudo demostrar la responsabilidad de los encausados en un hecho que tuco como víctima a un taxista.

 

El Tribunal colegiado estuvo conformado por los magistrados Blas Cabriza, Zunilda Martínez y Alba Meza, quienes por unanimidad resolvieron la aplicación de la pena carcelaria a los dos extranjeros.

 

El antecedente del caso es del 3 de julio de 2012, cuando Díaz Núñez y Dos Santos Nunes solicitaron el servicio de taxi a Amado Cáceres Duré, en una parada ubicada frente a un céntrico shopping de Ciudad del Este y pidieron ser llevados hasta el kilómetro 10 Acaray.

 

Se cuenta que, por el camino, Robinson desenfundó una pistola (luego se comprobó que el arma era de juguete) y la apoyó en la cabeza del trabajador del volante, mientras que el otro sujeto le apretó con un cuchillo de cocina. Obligaron a su víctima a ingresar a una calle empedrada del kilómetro 9. A unos 4.000 metros de la ruta VII, en una zona despoblada, ataron al trabajador del volante a un árbol, y le robaron su dinero, otras pertenencias y el automóvil de la marca Toyota, tipo Premio, blanco con techo verde, con matrícula CBE 035, en el huyeron.

 

La víctima logró desatarse y pidió ayuda a los vecinos para llamar al Sistema 911 de la Policía Nacional, y denunció el atraco armado. Rápidamente los agentes del orden llegaron al sitio e iniciaron una persecución de los asaltantes, quienes se vieron obligados a abandonar el automotor en el kilómetro 12 Acaray, atendiendo a que reventó uno de los neumáticos. No obstante, terminaron acorralados  y detenidos, aunque Carlos Dos Santos Nunes, resultó baleado al resistirse al arresto. Ambos permanecerán recluidos en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este hasta el 3 de julio de 2018, fecha en la que compurgan la pena.

Ningún Comentario

Deja un comentario